Cabecera-Web-chico

Mendoza: 9 detenidos por presuntas coimas en Policía Federal Argentina

Además del comisario federal Dino Rossignoli han sido detenidos los dos jefes de la banda, un comisario retirado de la policía de Mendoza y una contadora, entre otros.


Ya son 9 las personas detenidas y acusadas de conformar una asociación ilícita que se habría dedicado a lavar dinero que provenía de joyerías céntricas que se usaban como pantallas para la venta de dólares y que habrían contado con la “protección” del jefe de la Policía Federal de Mendoza, el comisario Dino Rossignoli, quien está imputado por cohecho (coimas).

Entre los detenidos se encuentran dos jóvenes que lideraban la organización y que durante la pandemia de Covid 19 amasaron una importante fortuna que resultó sospechosa para la Afip/DGI; un ex comisario de la policía de Mendoza que sería el jefe de la seguridad de la organización; y hasta una contadora que se habría dedicado a hacer la ingeniería para “blanquear” las ganancias a través de la compra de activos como vehículos de alta gama, además de bares y boliches.

Tres fueron detenidos el miércoles pasado: el comisario Dino Rossignoli, jefe de la policía Federal en Mendoza, Nicolás Bazán y su padre, Ernesto. En tanto que otras 5 personas fueron detenidas el viernes por la mañana, entre ellos uno de los presuntos líderes de la organización, Renzo González.

Por último, el sábado fue detenido Marcelo Salcedo, un ex comisario de la policía de Mendoza que se desempeñó hasta hace un tiempo como jefe de seguridad de las joyerías, cuevas y boliches que manejaban los Bazán.

El comisario de la Policía federal Dino Rossignoli quedo dtetenido y imputado por presunta coimas / foto: Facebook

Además, tres sospechosos no fueron encontrados en sus casas por lo que han quedado en calidad de prófugos. Hasta el momento, los investigadores no han detectado que hayan participado del presunto ilícito ningún otro integrante de la Policía Federal.

Así funcionaba la organización

Según la investigación que lidera el juez el juez Marcelo Garnica, titular del Juzgado Federal Nº3, la organización estaría liderada por Nicolás Bazán y Renzo González, dos jóvenes que son considerados como jefes. En tanto que los restantes son considerados como miembros de la banda.

Hay cuatro detenidos que se encargaban de manejar los negocios –joyerías, boliches y cuevas- y reportaban directamente a Nicolás Bazán. Según las pruebas recolectadas, le enviaban fotos y en algunos casos mensajes donde se decía, por ejemplo “150 (dólares) a PFA” que, se sospecha, serían pagos al comisario Rossignoli.

De estos cuatro detenidos, tres tenían funciones de seguridad: se encargaban de hacer traslado de valores desde los negocios hasta las manos de los jefes. Estas actividades fueron detectadas en tareas de vigilancias que realizó la policía de Mendoza, incluso se registraron reuniones del comisario Rossignoli con Nicolás Bazán.

Así las cosas, Nicolás Bazán está imputado por como jefe de la asociación ilícita en concurso real con lavado activos y cohecho activo. Renzo González también como jefe de la asociación ilícita y por lavado de activos.

Ernesto Bazán quedó imputado por miembro de asociación ilícita en concurso real con lavado de activos y cohecho activo.

Otros cuatro sujetos fueron imputados por asociación ilícita en concurso real con lavado de activos y su rol era formar parte de las sociedades que regenteaban los negocios; en tanto que los tres que se desempeñaban como seguridad, fueron considerados como miembros de la asociación ilícita.

Una de las personas detenidas es una contadora que fue imputado como miembro de la asociación ilícita en concurso real con lavado de activos en calidad de partícipe necesario. Esta mujer se habría encargado de orientar a Bazán y a González en el armado de la ingeniería utilizada para lavar activos para luego comprar bares y boliches, por ejemplo.

La situación de Rossignoli –quien como todos los acusados ya han pasado al Penal Federal de Cacheuta- es complicada ya que el miércoles pasado cuando fue allanada su oficina en la sede de la Policía Federal en Mendoza –Perú 1049, de Ciudad- se secuestraron 21.500 dólares en una caja de seguridad, 2 celulares, 3 relojes, 2 pulseras, documentación de importancia para la causa. Además, al ser detenido en su casa de la calle Pablo Iglesias de Godoy Cruz, se secuestraron $231.000, 7 celulares y un pendrive.

En la casa de Ernesto Bazán, en la calle Zapiola de Guaymallén la policía encontró un auto BMW, una camioneta Mitsubishi, 1 celular y documentación relacionada con la causa. En tanto que en la casa de su hijo Nicolás, los policías se llevaron un auto BMW, $15.000, 8 frascos con marihuana con un peso de 170 gramos, 4 celulares, 2 plantas de cannabis sativa y 15 cajas con vapeadores importados (75 artefactos).

Vehículos de alga gama decomisados hoy a los joyeros detenidos por coimas relacionadas con el comisario Dino Rossignoli. Gentileza Ministerio de Seguridad.

Coimas, joyerías, oro y dólares

La investigación del juez Garnica sobre el pago de coimas por parte de Bazán al comisario Rossignoli surgió luego de que el 6 de julio pasado, la Policía de Mendoza allanara 22 joyerías y “cuevas” de Ciudad dedicadas a comprar y vender divisa extranjera y que serían regenteadas por dos jóvenes –Nicolás Bazán y Renzo González- quienes durante la pandemia amasaron una fortuna que les permitió diversificar la actividad comercial a través de boliches y bares.

En los allanamientos de julio se secuestraron 4.100.000 pesos, 49.900 dólares y 7.480 euros –contabilizando una suma de más de 28 millones de pesos- y se identificó a 74 personas, muchos de ellos “arbolitos”.

Para los investigadores las joyerías Sttefano Cannela” y “Vía Roma” serían una suerte de “tapadera” ya que casi no tenían joyas y las que se encontraron eran de baja calidad. En cambio, se secuestraron 19 máquinas de contar dinero y además se descubrió que los locales estaban acondicionados con ventanillas y otros sistemas para ocultar la actividad cambiaria”.

Durante la pandemia de Covid 19, los dos jóvenes habrían incrementaron notablemente su patrimonio, adquiriendo vehículos y abrieron nuevos comercios bajo las engañosas fachadas, en la zona del microcentro.

Uno de estos comercios es un bar llamado “La rosa club”, ubicado en Catamarca 53 de Ciudad y dos locales bailables que servirían para el “blanqueo de divisas”, uno con el mismo nombre de bar, ubicado en Ruta 82, km 26 de Luján de Cuyo y otro conocido como “Praga”, en calle Godoy Cruz 318 de Ciudad.

La investigación fue iniciada en 2021, gracias al entrecruzamiento e investigación conjunta con AFIP-DG.

De las siete joyerías allanadas, cinco de ellas contaban con lugares denominados “trampas”, consistente en paredes falsas, bajo fondos, y habitáculos ocultos en muebles confeccionados en forma artesanal con cierres electrónicos que permiten ocultar el dinero ante posibles medidas judiciales, por ello también se coordinó con Dirección de Inspección de Comercio de la Municipal de Capital, quienes procedieron a la clausura de 6 locales por variación de rubro para el cual fueron habilitados.

El operativo arrojó como resultado la identificación de 74 personas que conforme a directivas quedaron vinculadas a la investigación, logrando el secuestro de: 4.100.000 pesos argentinos, 49.900 dólares estadounidenses, 7.480 euros, 19 máquinas de contar dinero, 2 armas de fuego, 21 cartuchos calibre 9 mm; 41 equipos electrónicos; 11 equipos informáticos, 4 balanzas, 100 gramos de cannabis, 6 plantas de cannabis sativa, 2 dos pastillas de MDMA y 4 cartuchos vaporizadores de THC, informó Los Andes.