Cabecera-Web-chico

La Justicia argentina niega el pedido de Bolivia para que Macri declare en el caso del envío de armamento

En su decisión, el juez recordó que el ex-mandatario está en calidad de imputado y está siendo investigado.

La Justicia de Argentina negó el pedido de Bolivia para tomar declaración como testigo al ex-presidente Mauricio Macri (2015-2019) en el caso del supuesto envío irregular de armamento a la administración de facto de Jeanine Áñez (2019-2020), tras el golpe de Estado en contra de Evo Morales.

La Fiscalía Departamental de La Paz pidió al juez Alejandro Catania, quien lleva la causa, que tomara declaración al ex-mandatario y a otros ex-funcionarios, como la ex-ministra de Seguridad Patricia Bullrich, el ex-ministro de Defensa Oscar Aguad, el ex-jefe de Gabinete Marcos Peña, el ex-secretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo, el ex-canciller Jorge Faurie, el ex-embajador Normando Álvarez García y el ex-jefe de la Gendarmería Gerardo Otero, entre otros, reseñó Página 12.

Sin embargo, el juez determinó que las declaraciones como testigos de las personas indicadas en el requerimiento de asistencia "colisiona con el derecho fundamental" previsto en el artículo 18 de la Constitución, "en tanto prevé que nadie puede ser obligado a declarar contra sí mismo".

"Es evidente que si sos Cristina (Fernández de Kirchner) o peronista, los jueces que jugaban al paddle en Olivos (quinta presidencial) o que se reunían a escondidas en Casa Rosada avanzan con prisa y hasta sin pruebas. Si sos Mauricio Macri o un ex-funcionario de su gobierno, no hay prisa alguna a pesar de que haya pruebas de sobra", se quejó el ministro de Justicia, Martín Soria, citado por el mencionado medio.

En la causa se ha tomado declaración a gendarmes, tanto a quienes intervinieron en el traslado del armamento a Bolivia como aquellos que estuvieron apostados en La Paz, presuntamente brindando protección a la embajada.

El envío

En julio de 2021, el canciller boliviano, Rogelio Mayta, denunció que la administración de Macri envió armamento a Áñez y, como prueba, presentó una carta en la que el ex-general de la Fuerza Aérea Boliviana Jorge Gonzalo Terceros Lara le agradece a Álvarez García por el suministro de "material bélico" consistente en 40.000 cartuchos, 18 gases lacrimógenos y 71 granadas de gas.

No obstante, al abrirse la causa en Argentina, se descubrió que el Gobierno de Macri mandó sin autorización más material, ya que al final incluyó 70.000 cartuchos antitumultos, 100 gases pimienta y 661 granadas de gas. Asimismo, había chalecos antibala, cascos, visores nocturnos, binoculares, ametralladoras, fusiles y detectores de metales.