Cabecera-Web-chico

A los 84 años, abuelo trabaja y juega en una cama elástica con su bisnieto

Don Sueldo demostró estar muy bien de salud y aprovechó el Día del Padre para jugar con su nieto y bisnieto en una cama elástica. Con 84 años, el abuelo trabaja todos los días, camina seis km y cocina. “Trabajar me entretiene”, reflexionó.



[Copiar]

Esteban Sueldo es un abuelo oriundo de Paraná que hace menos de un mes cumplió 84 años. Con una vitalidad y estado de salud admirable, Don Sueldo continúa trabajando, sale a caminar y vive solo. Este domingo, el abuelo festejó el Día del Padre en familia y haciendo lo que más le gusta: disfrutar del sol y jugar con los más pequeños de la familia.

Don Sueldo, demostró que los años no cuentan y sacó el niño que lleva en su interior. Es que en horas del mediodía del domingo, cuando toda la familia preparaba el almuerzo el abuelo decidió hacer algo que nunca había hecho: se subió a una cama elástica y jugó unto a su nieto Santiago, de 12 años y su bisnieto menor Tomás de tres años.

En un video al que accedió Elonce se lo ve a Don Sueldo, saltando y jugando con Santi y Tomi, quien muy alegre entre risas decía: “Es muy divertido”.

Luego de comer un rico asado el abuelo decidió controlar los árboles frutales mientras les contaba a sus nietos las vivencias de su juventud: cómo ayudaba a sus abuelos con la huerta, su paso por la escuela, los sueños que tenía y como era “andar en bicicleta para todos lados sin problema”.

El abuelo vive en la zona sur de Paraná y contó que su secreto para mantenerse saludable es trabajar, leer el diario y caminar, todos los días después de almorzar recorre unos seis kilómetros y contempla la verde arboleda de la capital entrerriana.

“Trabajar para que la pereza no me alcance”

Siempre sonriente y con mucha energía, el abuelo Sueldo trabaja reparando persianas de aluminio, madera y plástico. “Es algo que me entretiene y despeja la mente”, aseguró al resaltar que todos los domingos coloca un aviso en el Diario ofreciendo servicios de reparación de persianas y deja como modo de contacto su teléfono fijo. “A veces la gente me llama y me dice por celular te envío las fotos, pero como uso teléfono móvil, prefiero tomarme un colectivo, porque no manejo, e ir a hasta la casa donde me requieren”.

Don Sueldo tiene dos hijas, 10 nietos y ocho bisnietos con los que comparte a menudo y aconseja sobre la importancia de trabajar, estudiar y ayudar al prójimo. Su hija Marga, lo describe como alguien “dispuesto y que se mata de risa por todo”.

“Papi le pone mucha energía a todo lo que hace, vive solo y es muy fuerte a pesar de las grandes pérdidas que tuvo: hace un tiempo falleció mi mamá y después mis dos hermanos”, relató su hija y ponderó “la energía que tiene para salir adelante”.

Pasar tiempo en familia

Con sus 84 años, Don Sueldo disfruta mucho de los almuerzos familiares, compartir un mate, comer pastelitos y ver crecer a sus nietos y bisnietos. “Lo importante de la vida es disfrutar de estos momentos, que llenan el corazón y cargan de energía”, dijo el querido abuelo.

“Con los años la familia se agranda, siempre espero a mis nietas y sus novios, con los que hablo mucho y me encariñé muy rápido”, expresó al resaltar que siempre les aconseja que “estudien y trabajen”.