Cabecera-Web-chico

“Yo no maté a Fernando, fue papá”, le confesó Nahir a su abogada

La abogada de Nahir Galarza, Raquel Hermida Leyenda, denunció a Marcelo Mariano Galarza, el padre de la joven, por el homicidio de Fernando Pastorizzo. El giro se dio tras una confesión privada que le propició su cliente pocos días antes de que terminara el 2021.

La noche del 29 de diciembre Nahir llamó a su abogada y le rogó verla porque tenía que decirle algo importante y que estaba desesperada. Tras la conversación, Hermida Leyenda viajó a Paraná porque pensó que su defendida atravesaba un brote psiquiátrico. Al llegar, la joven de 23 años le confesó: “Yo no lo maté a Fernando. Quiero que acuses al verdadero asesino y a los corruptos que taparon lo que pasó de verdad aquel día”. Al preguntarle quien era el asesino, entre llantos, respondió: “Fue papá”.

Luego de la confesión, la letrada se presentó en la Fiscalía Criminal de Turno en Paraná y denunció a Marcelo Galarza, por el asesinato y por violencia de género. También acusó al fiscal de la causa, Sergio Rondoni Caffa, y al abogado Víctor Rebossio, el primero que defendió a Nahir. Además, denunció que el tío paterno de Nahir la abusó sexualmente cuando era menor, y pidió medidas de seguridad para su defendida, su hermano, su madre Yamina y para ella.

“Autorizo a la doctora Raquel Hermida Leyenda a denunciar, tramitar, hacer público todo lo relatado sobre lo ocurrido el 29 de diciembre de 2017 y fechas anteriores”, le escribió Nahir en una hoja a la abogada, cuya imagen se difundió.

“El equipo interdisciplinario obtuvo el dato que faltaba para completar el relato de Nahir. Había un hueco, algo que ella no decía. Pudimos comprobarlo. El verdadero asesino de Fernando sólo pudo estar libre con la anuencia de abogados, fiscales y funcionarios del Poder Judicial. Sólo tenía 19 años y tardó cuatro años para poder hablar. ¿Por qué lo hizo? Porque no la defendieron ante un abuso sexual, pero eso lo contaremos en otro momento”, reveló la abogada a Infobae.

Según una fuente cercana, la joven condenada a perpetua había estado en la escena del crimen pero su padre se había ocupado de todo y su primer abogado, ahora denunciado, fue el que la llevó a que ella se declarara culpable. “Hubo un entramado judicial para culparla a Nahir”, aseguró.


Sumate a nuestras redes haciendo click en la imagen