Cabecera-Web-chico

Medio Oriente: mueren 150 rebeldes por ataque Saudí en Yemen

Los rebeldes, apoyados políticamente por Irán, controlan gran parte del norte de Yemen en Medio Oriente, incluida la capital, Sanaá, tomada desde 2014.

Los conflictos a lo largo y ancho del Medio Oriente no ceden. Este jueves más de 150 rebeldes hutíes murieron en ataques de la coalición militar liderada por Arabia Saudita en la estratégica ciudad de Marib, en el oeste de Yemen, controlada por las fuerzas gubernamentales.

"La operación destruyó 11 vehículos militares y mató a más de 150 elementos terroristas" en Al Abdiya, al sur de Marib, indicó la coalición, en referencia a los rebeldes chiitas hutíes, informaron medios sauditas.

Los hutíes lanzaron en febrero una campaña para conquistar Marib, último feudo del Gobierno en esa parte de Yemen, y en las últimas semanas intensificaron su ofensiva. La coalición respondió con bombardeos aéreos durante los últimos cuatro días, y mató -según ella- a más de 500 insurgentes. Los balances, sin embargo, no pudieron ser verificados.

Yemen se halla devastado por un conflicto que ya lleva siete años que enfrenta a los rebeldes hutíes con el Gobierno, que es respaldado militarmente por una coalición de países árabes sunnitas encabezada por Arabia Saudita.

Los rebeldes, apoyados políticamente por Irán, controlan gran parte del norte de Yemen, incluida la capital, Sanaá, tomada desde 2014.

Los enfrentamientos en torno a Marib se intensificaron en las últimas semanas y causaron decenas de muertos, en un contexto de estancamiento diplomático de cara a un eventual alto el fuego.

Desde febrero, los rebeldes intentan controlar esta provincia rica en petróleo, situada a unos 120 kilómetros de la capital, y que constituye el principal reducto de las fuerzas leales al Gobierno en esa zona del país.

La pérdida de Marib supondría un gran revés para el Gobierno y Arabia Saudita. La batalla de Marib agravó el conflicto de este país castigado por la peor crisis humanitaria del mundo según la ONU, que advierte de un riesgo de hambruna a gran escala.

Un 80% de los 30 millones de habitantes depende de una ayuda humanitaria que no cuenta con el financiamiento necesario, en tanto las organizaciones internacionales consideran que la guerra ya dejó decenas de miles de muertos y millones de desplazados internos.

A causa de los combates, decenas de miles de personas tuvieron que abandonar Marib este año, informó la ONU.


Sumate a nuestras redes haciendo click en la imagen