Cabecera-Web-chico

Entrevista a Sebastián Aguilar, concejal del Bloque Justicialista, docente universitario y miembro de la C.D. del Club Deportivo Puerto Nuevo

Entrevistamos a Sebastián Aguilar, concejal del Bloque Justicialista, docente universitario y miembro de la C.D. del Club Deportivo Puerto Nuevo.

Hace unos días entrevistamos a Sebastián Aguilar, quien accedió a hacerle unas preguntas sobre nuestra ciudad y dar su punto de vista de la misma.

¿Qué propondría sobre crear un parque o paseo en el sector aledaño a las cabañas y al avión?

En realidad es una de las zonas que más debería aprovecharse, y ello amerita una puesta en valor y su necesario mantenimiento. Sobre este tema, la decisión del Ejecutivo municipal de priorizar los espacios públicos resulta fundamental.

Actualmente la Municipalidad está desarrollando acciones tendientes a darle forma y sentido al área que va desde el Mirador hasta el Río. También están avanzadas las conversaciones con autoridades de la Fuerza Aérea con la finalidad de lograr una restauración del avión emblema existente. Cabe aclarar que en este tipo de restauraciones no se pueden realizar intervenciones sin la anuencia de la Fuerza Aérea.

Por último, las acciones que se desarrollan en el Mirador, la próxima ejecución del Monumento Liotta como las intervenciones graduales en el Parque Paz Carrera, permitirán darle un sentido integral desde nuestra ribera hasta la zona en que está el avión.

¿Qué opinión te merece el éxodo de jóvenes de nuestra ciudad por la falta de fuentes laborales y la imposibilidad de estudiar carreras como medicina o abogacía, por citar algunas?

Diamante a lo largo de su historia permitió que muchos jóvenes pudieran irse a otras ciudades a realizar estudios universitarios. Los procesos de transformación, los cambios políticos y económicos, como la propia dinámica de las ciudades, generan efectos que en algunos casos pueden afectar la continuidad de estudios en otras latitudes.

A su vez, las posibilidades laborales a veces están relacionadas, y otras no tanto, a los tipos de formación que desean los jóvenes. Aquí es importante un buen acompañamiento en la etapa final de la secundaria para fortalecer las expectativas de quienes desean estudiar tal o cual carrera. En algunos casos la radicación de carreras, sean terciarias o universitarias, dependen no sólo de las planificaciones educativas sino también al tipo o modelo de desarrollo de la propia ciudad. Esta es una de las claves para poder conciliar oportunidades laborales y carreras a estudiar.

Digamos que el horizonte de desarrollo integral de Diamante ayudará a determinar qué tipos de formación como oficios, tecnicaturas y profesiones serán requeridas. En este sentido, las fuentes laborales generalmente están en relación directa al tipo de empresa, comercio o servicios que se desarrollan o se pretenden desarrollar. Por ejemplo, las características del futuro Parque Industrial, al ser del tipo Seco, supone determinadas industrias para la cual se demandarán tipos específicos de trabajadores. Allí es nuestra obligación estar atentos y trabajar para que los recursos humanos estén disponibles.

En cuanto a las formaciones universitarias, hoy se abren otras posibilidades a partir de la conectividad y la tecnología. Es cierto que contamos con la UADER y una universidad privada en nuestra ciudad, pero los estudios a distancia van delineando nuevas dinámicas y oportunidades en el acceso a la educación.
Dicho esto, cuando se habla de educación y formación debemos medirlas como políticas públicas de mediano y largo plazo, y articuladas al Estado Nacional, Provincial y Municipal.

¿Qué posibilidad hay de traer una empresa que se dedique a la Internet por fibra óptica? Ya que Telecom no quiere invertir en la ciudad.

La radicación de empresas siempre es importante para cualquier ciudad, y hoy más que nunca. Sin embargo, depende de varios factores. Uno de ellos es tener un horizonte de mediano y largo plazo para que haya sentido en la previsibilidad económico-comercial como laboral. En ese aspecto, las definiciones de la actual gestión en materia de ordenamiento territorial y ambiental deben percibirse como una política para que la gestión y radicación de empresas sea más acorde y tenga lugar en condiciones óptimas. En la medida que avancemos en esa dirección, mayores serán las posibilidades de contar con este tipo de servicios en nuestra ciudad.

Si bien hay un progreso en el tema de seguridad y vemos el arduo trabajo de la Policía en nuestra comunidad, al hablar de este tema pareciera que no está completo. ¿Con qué lo complementarías para que se siga trabajando en pos del bienestar del vecino?

Como sabemos, la seguridad está fundada en varios aspectos. Considero que es importante encarar el tema desde la prevención, esto es, trabajar y actuar a fin de que no tengan lugar conductas indebidas, infracciones o delitos. El cumplimiento de las normas y la presencia de las autoridades es fundamental, pero también abordar la seguridad desde lo educativo y lo cultural nos brindará soluciones y resultados. Dicho esto, también creo que ante las conductas indebidas y las infracciones se debe actuar con firmeza y marcar bien los límites de lo que no se puede tolerar en una comunidad que desea y merece vivir tranquilamente y en orden.

En cuanto a las competencias en materia de seguridad, estas corresponden al ámbito provincial y nacional. Desde el Municipio, con la incorporación de cámaras de seguridad y la instalación del centro de monitoreo, se busca dar un margen mayor para ese accionar, así como una herramienta importante para detectar e identificar problemáticas.

¿Hay alguna posibilidad de que Diamante, que es una ciudad a la vera del río Paraná, pueda tener su costanera y solucionar su problema de agua potable?

Esta pregunta encierra potencialidades y respuestas diversas. Empecemos: a nuestra costanera la tenemos y en su momento se desarrollaron espacios turísticos y recreativos que tanto los diamantinos como los turistas aprovecharon y disfrutaron; pero, por alguna razón eso fue perdiéndose en el tiempo y hoy no es lo que se esperaba. Debemos mirar hacia adelante y preguntarnos qué vamos a hacer con ello. En la apuesta del Municipio por recuperar y acondicionar los espacios públicos, la costanera debe ser contemplada. En ese caso, podemos hablar de gestionar la radicación de empresas de servicios turísticos, para que a partir del trabajo conjunto del Estado Municipal y el capital privado se pueda re-impulsar uno de los lugares más lindos del mundo.

En cuanto a lo segundo, es un desafío que está próximo a cumplirse. La realidad es que las gestiones de nuestro intendente Juan Carlos Darrichón y del titular del ENOHSA Enrique Cresto, harán realidad un viejo anhelo del recambio de la estructura de cañerías y la mejora del sistema de cisternas, como también la instalación de dos Plantas Potabilizadoras de Agua.

Todo esto no es una tarea sencilla. Una de las primeras indicaciones que dio Juan Carlos Darrichón fue la de organizar un equipo técnico profesional para poner en condiciones una propuesta viable. El arduo trabajo dio sus frutos y con la firma del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, de la adjudicación a la Empresa que realizará las obras, sólo queda aguardar por su inicio.

Ahora bien, debemos saber y comprender que nuestra geografía, geología, topografía y relieve son aspectos a tener en cuenta a la hora de proyectar obras de infraestructura. Hay obras que son más difíciles de llevar a cabo según las características del lugar, y la planta potabilizadora es una de ellas. Hoy el abastecimiento mediante pozos semi surgentes, y mediante análisis micro y bacteriológicos permanentes, nos brindan tranquilidad sobre el agua que consumimos en la ciudad. Sin embargo, la apuesta desde la gestión es lograr avances sustanciales para las próximas generaciones, y tal es así que una vez iniciado el trabajo de recambio de cañerías, los esfuerzos se destinarán hacia la instalación de las plantas potabilizadoras.


Sumate a nuestras redes haciendo click en la imagen