Cabecera-Web-chico

Conmoción política congela los reclamos del sector

En especial, posterga las quejas por las restricciones a las exportaciones de carne vacuna. Pronostican campaña agrícola similar a la 21/22 y otra primavera con seca. Pero hubo excesos de agua en la Cuenca del Salado.

… que, con una producción aún por debajo de los 130 millones de toneladas, sólo un 7,2% superior a la previa, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires pronostica un PBA (Producto Bruto Agrícola) de la campaña 21/22 de u$s42.030 millones (-6,6% respecto al anterior), lo que dejaría unos u$s35.577 millones de exportaciones (-3%), a pesar del significativo aumento en las cotizaciones internacionales de los granos. El descenso relativo se debe a un crecimiento del área total de apenas 2,1%, y a una nueva caída en la producción de soja (la séptima consecutiva y la décima en 15 años) que es la que más aporta tanto en divisas, como en ingresos fiscales, y que llegaría a sólo 44 millones de toneladas, en parte por el estancamiento tecnológico que se registra en la oleaginosa, y que no se está produciendo en los restantes cultivos. Esto, a su vez, consolida en alrededor de 40% la capacidad instalada ociosa de la industria aceitera que a partir de los años 90 se preparó para moler no menos de 60 millones de toneladas. El maíz crecería a 55 millones de toneladas. Durante el lanzamiento de esta nueva campaña lo más novedoso, sin embargo, pasó por el estancamiento y las pérdidas potenciales de producción debido a las políticas aplicadas, y que medido por el Apoyo al Productor (PSE) desde (+) 5 en 1999, se ubica ahora en (-) 23,4, tras picos (negativos) de (-) 51 en 2007, y (-) 46 en 2015. Esto deja a la Argentina como único país con apoyo negativo de todos los competidores contra un máximo de casi 20 en la Unión Europea hasta el (+) 1,5% de Brasil, pasando por el 12 de los EE.UU. “De seguir con las actuales políticas Argentina continuaría perdiendo relevancia, mientras que con reglas de juego favorables podríamos superar las 180 millones de toneladas de granos hacia 2029/30”, se aseguró en la presentación. Otra forma de medir la pérdida relativa fue evidenciada por los volúmenes de exportación desde 2015/16 ya que, mientras Brasil los aumentó 89% y Ucrania 53%, o el Mundo 28%, Argentina apenas los aumentó 21% a pesar de los importantes avances tecnológicos registrados en ese lapso.

… que, mientras continuaban los comentarios sobre los pronósticos para esta campaña de excesos de agua en el NOA, y mantenimiento de Niña (seca) hasta bien avanzado el verano, en las principales zonas agrícolas (sólo el Litoral contaría con bastante regularidad de precipitaciones), causó mucho impacto un análisis de Gustavo Oliverio de la Fundación Producir Conservando indicando que Argentina “pierde u$s3.300 millones por año, por no respetar la Propiedad Intelectual en soja”. El trabajo que remite, sin mencionar, a la más que postergada Ley de Semillas, muestra lo ocurrido en los principales competidores Brasil y Estados Unidos que “en el mismo período crecen en productividad al 2,25 y 1,84% versus apenas el 0,8% de Argentina”. Tomando el promedio de rendimientos de Brasil y EE.UU. del último quinquenio como 3,3 t/ha comparado con los 2,93 t/ha obtenidos en Argentina, para las 17,7 millones de hectáreas sembradas en promedio, implica una diferencia de 6,55 millones de toneladas anuales de soja que no ingresan al circuito comercial. De esta forma la producción promedio de 52 millones de t producidas en Argentina hubiera sido de 58,5 millones si tuviéramos los rendimientos medios de ambos países, que cuentan con tecnologías muy similares a la de Argentina, excepto en la genética de las semillas.

… que la conmoción política terminó de “congelar” las protestas del campo, en especial, por el mantenimiento de las restricciones a las exportaciones de carne vacuna, producto que continúa afirmándose en el plano internacional. De hecho, en Uruguay, el promedio para exportación ya supera los u$s5.000 por tonelada. En Argentina, mientras tanto, las limitaciones para vender afuera mantienen acotados los valores, mientras que a pesar del recorte en la capacidad de compra de la población, que absorbe el 70% de lo producido, la demanda de carne vacuna sigue firme, con una ingesta 20% mayor que en septiembre del año pasado, y a pesar de la abundante oferta de carne aviar ay de cerdo que, en conjunto, rondan los 70 kilos por habitante y por año, como menciona Informe Ganadero. A esto, y respaldando la postura de postergar los reclamos, las fuertes lluvias puntuales en parte de la Cuenca del Salado, típica zona de cría, afectaron fuertemente a los rodeos en plena etapa de parición y de terneros muy chicos, marcando una fuerte mortandad que achicará más aún la oferta del año próximo. Según el especialista Ignacio Iriarte, se prevé la firmeza del mercado para el último trimestre del año, como producto del no llenado de los feed molas, y de la menor producción provocada por la seca de este invierno. Tanto el mercado internacional, como las expectativas de algunas correcciones en la política económica (incluyendo la liberación de las exportaciones), mantienen el buen ritmo en los precios en plena subasta de reproductores, que siguen liderados por Aberdeen Angus como ocurrió recientemente en la muestra de Río IV, o en la 8º Nacional Patagónica en Carmen de Patagones.

 

 

Nota con información de Ámbito


Sumate a nuestras redes haciendo click en la imagen