Cabecera-Web-chico

Abogado que manejaba borracho su lancha y mató a joven en el Delta, paga $10 millones y zafa del juicio

La tragedia tuvo lugar en 2018. La causa judicial fue abierta con la carátula de “homicidio culposo agravado y lesiones graves”. Ahora, a tres años del luctuoso suceso que le cambió la vida a la familia de las víctimas, se informa que el abogado Beccar Varela ha alcanzado un acuerdo extrajudicial y de este modo logra evitar el juicio oral, que se encontraba muy cerca de su comienzo.

El trágico hecho tuvo lugar el 23 de marzo de 2018 y le costó la vida a la joven Tamara Suetta, de 25 años de edad, mientras que sus padres resultaron gravemente heridos, como consecuencia de la irresponsabilidad del abogado Manuel María Beccar Varela, quien manejaba su lancha en el Delta en estado de ebriedad.

En ese momento la causa judicial fue abierta con la carátula de “homicidio culposo agravado y lesiones graves”.

Ahora, a tres años del luctuoso suceso que le cambió la vida a la familia de las víctimas, se informa que el abogado Beccar Varela ha alcanzado un acuerdo extrajudicial y de este modo logra evitar el juicio oral, que se encontraba muy cerca de su comienzo.

En este caso, la pena que se esperaba de parte de la Justicia era de hasta 8 años de prisión contra el responsable del hecho. Para zafar del juicio, el abogado debe pagar $10 millones.

La tragedia se había desatado poco antes de las 20 horas del 23 de marzo de 2018, cuando Tamara iba con a sus padres, Ángel Armando Suetta -de 66 años de edad- y María Elena Fantini -de 64-, hacia la vivienda de un familiar en una isla del Delta. En el río Carapachay, al llegar a una curva, cruzaron a la lancha “Bicuña”, que manejaba Beccar Varela, y en la que se trasladaban siete pasajeros.

Las dos lanchas impactaron frontalmente y Tamara sufrió un golpe en la cabeza, tras lo cual falleció de manera instantánea. Ángel sufrió fracturas en la segunda vértebra cervical y el tabique, golpes en la columna, las piernas y varios cortes. María Elena tuvo un golpe en la cabeza que le provocó pérdida del conocimiento y un corte, además fracturas en la clavícula y el hombro derechos, nueve costillas rotas y un desvío en la columna. Las heridas dejaron una incapacidad física del 50% como secuela.

Beccar Varela manejaba su lancha con 0,83 gramos de alcohol en la sangre mientras el nivel máximo permitido es de 0,5. También conducía su embarcación de contramano.


Sumate a nuestras redes haciendo click en la imagen