Cabecera-Web-chico

Diputados sancionó la Ley de desarrollo sustentable de la acuicultura

La Cámara Alta aprobó con fuerza de Ley la adhesión de Entre Ríos a la Ley 27.231 por la cual se regula, fomenta y administra el desarrollo sustentable de la acuicultura. La norma creará un organismo descentralizado para coadyuvar a desarrollar esta actividad continental y fluvial.

El texto que quedó a disposición del Ejecutivo para su promulgación, crea la Agencia Provincial para el Desarrollo de la Acuicultura de Entre Ríos (Apdaer) que estará asentado en Diamante.

La Ley crea el organismo “para coadyuvar a desarrollar la actividad, no marina obviamente, sino continental y fluvial”, ya que Entre Ríos cuenta con varios miles de kilómetros de cursos naturales de agua y la acuicultura puede ser una posibilidad para el crecimiento, no solo desde el punto de vista de la producción de peces como alimentos, sino también de reptiles, plantas, peces y plantas ornamentales, etc, a través de la hidroponía, toda vez que la acuicultura es una disciplina que se ocupa de todos los seres vivos- animales y vegetales – vinculados por su ciclo de vida al agua.

El organismo tendrá participación de los sectores vinculados al conocimiento e investigación, al sector privado, al cooperativismo y los pescadores artesanales. El objetivo de la agencia será el de impulsar la actividad acuícola en el territorio provincial “como una forma de aportar al desarrollo económico sustentable, al aliento a la pequeña y mediana empresa radicada en la provincia, el arraigo del productor entrerriano y la preservación, recuperación y mejoramiento de los ecosistemas y sus corredores biológicos y la conservación de la diversidad biológica”.

Algunos lineamientos básicos que deberán guiar el accionar de la Agencia, lo constituyen el establecimiento en el marco de una política de desarrollo del sector acuícola, un relevamiento y diagnóstico de la realidad actual, abordándola de manera multidisciplinaria por la relevancia e importancia de la hidrografía entrerriana y su vinculación a su historia, costumbres, cultura y economía. Este primer diagnóstico debe insertarse luego en un programa provincial de ciencia, desarrollo tecnológico e innovación en acuicultura.

 

 

Nota con información de AIM Digital


Sumate a nuestras redes haciendo click en la imagen