Gualeguay: Fiesta clandestina en un comité radical

Ocurrió en la casa del partido de Gualeguay. Más de 150 personas -muchos jóvenes- participaron de una fiesta -no autorizada- durante el fin de semana. La policía acudió al lugar luego de recibir denuncias de vecinos durante la madrugada. Labraron actas y desactivaron el evento. El descargo de autoridades del radicalismo local.

Durante la madrugada del sábado, personal del 911 de Gualeguay recibió numerosos llamados de vecinos por una fiesta clandestina con “un alto porcentaje de circulación de personas, un considerable movimiento de autos y música elevada”. Al dirigirse a la dirección donde se realizaba la fiesta, los efectivos policiales constataron que la concentración de personas y los ruidos molestos provenían de la sede partidaria de la UCR de Gualeguay en calle 25 de Mayo.

De acuerdo al reporte que publica el diario Debate Pregón, “el personal policial, acompañado por el Jefe de Operaciones, corroboró que fehacientemente se trataba de una fiesta en el Comité radical local”.

“Había alrededor de 150 personas, de las cuales 50 eran menores de edad. Se labraron 106 actas a las personas mayores de edad conforme al DNU vigente que prohíbe dichas aglomeraciones de personas”, describieron desde la Jefatura de Policía.

Resulta llamativo que en el propio partido radical, fuerza política que encabeza el gobierno de la ciudad, se realicen este tipo de fiestas clandestinas en plena pandemia y a escasos días de una segunda ola de contagios de coronavirus. Sobre todo luego del fallecimiento -hace 5 meses-, precisamente por Covid-19, de quien fuera reelecto intendente en 2019, el radical Federico Bogdan.

Según la información de medios locales, “una vez labradas las actas correspondientes, los presentes se dispersaron de manera pacífica”.

Escueto descargo de autoridad partidaria

El concejal y presidente departamental del Comité Radical, Luis Mac Kay, dijo que “el comité fue solicitado por un correligionario para un cumpleaños familiar. Como es costumbre el edificio está a disposición y en estos tiempos se les remarca que tienen que dar cumplimiento a los protocolos y horarios. Hoy nos enteramos que no se cumplieron los protocolos y los horarios y que lo constató la policía. La verdad lo que pasó fue un asalto a la buena fe”.

 

 

Nota con información de Noticiauno


Sumate a nuestro canal de WhatsApp haciendo click en la imagen


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo click en la imagen


Sumate a nuestra Fan Page en Facebook haciendo click en la imagen