Cabecera-Web-chico

Los precios de los granos alcanzaron marcas máximas esta semana

La soja culminó con un avance en cinco días de 3,06% (US$ 15,43) hasta los US$ 520,27. El maíz subió 7,10% (13,88) para cerrar a US$ 209,24; mientras que el trigo se incrementó 5,75% (US$ 13,50).

Los precios de los principales granos alcanzaron esta semana nuevos máximos para los últimos seis años y medio, impulsados por los recortes a la producción y existencias en Estados Unidos reportados en el informe de oferta y demanda mundial elaborado por el Departamento de Agricultura de EEUU (USDA).

Así, la soja culminó con un avance en estos cinco días de 3,06% (US$ 15,43) hasta los US$ 520,27.

El maíz, por su parte, subió 7,10% (13,88) para cerrar a US$ 209,24; mientras que el trigo se incrementó 5,75% (US$ 13,50), para cerrar la semana en US$ 248,20 la tonelada.

Estos valores se ubicaron en máximos desde mediados de 2014, tanto para la oleaginosa como para el trigo, mientras que el maíz alcanzó su precio más alto desde 2013 a la fecha.

“Con los precios mínimos de los últimos años, como tuvimos en junio 2019, que ningún analista veía un escenario con esa caída, en este caso tampoco se detectó con anticipación el rally positivo que tuvimos estos meses, que nos llevaron a precios similares a los que dieron origen al boom de los commodities. Esto quiere decir que estamos en precios históricamente altos”, dijo a Télam el economista jefe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), Agustín Tejeda Rodríguez.

Para el especialista, la suba -que comenzó en agosto del año pasado y que se profundizó en los últimos meses- se explica por “cuestiones vinculadas a la oferta y la demanda”.

“Por el lado de la oferta, el hemisferio norte es el que la define y tanto en área como en rendimiento se han ido reduciendo y los analistas esperan un poco más de recortes todavía, mientras que el mercado climático está poniendo el ojo en lo que sucede aquí, y lo que vemos es que hay un escenario con déficit hídrico, si bien los pronósticos comienzan a mostrarse un poco más favorables”, explicó.

Por el lado de la demanda, “el crecimiento que tuvo China, del cual esperábamos que la recuperación de la pandemia y de la fiebre porcina sea mucho más lenta, hoy está en niveles de importaciones previos a estos grandes cisnes negros y, sobre todo, llevándose de Estados Unidos un nivel récord de granos”.

El detonante de las fuertes subas de esta semana fue el informe de oferta y demanda mundial de granos del USDA, que propició recortes de producción y stocks a Estados Unidos, de los cuales el mercado los preveía, pero no en la magnitud en la que fueron realizados.

“En soja tuvimos noticias y datos muy positivos para la suba de precios en la semana. Vimos, en términos generales, que se reafirma el dinamismo de la demanda y que se ajusta el escenario de oferta. Estamos en un escenario muy ajustado en lo que resta de la campaña norteamericana respecto a los stocks”, señaló el responsable del Departamento de Análisis de Mercados de la corredora de granos Grassi.

La dependencia estadounidense proyectó una cosecha de 112,5 millones de toneladas, un millón de toneladas menos que los cálculos de diciembre.

Esta merma impacto en el mercado, debido a que las previsiones marcaban una potencial caída de 200.000 toneladas en el mejor de los casos.

Además, a partir de un aumento en las previsión de molienda y de exportaciones del país norteamericano, también se realizó un ajuste en los stocks de un millón de toneladas hasta los 3,8 millones de toneladas.

Tejera sumó a estos recortes que “hubo muy buenos datos de molienda que están dando cuenta de una gran vigorosidad de la demanda interna. Por otra parte, desde China se informó un volumen destacado de importaciones para diciembre, por lo que el gigante asiático estaría cerrando el año con 100 millones de toneladas, un nivel histórico”.

Por el lado del maíz, el USDA ubicó la previsión de cosecha estadounidense en 360,2 millones de toneladas, 8,3 millones menos que las calculadas en diciembre y 7,4 millones de toneladas por debajo de lo estimado por los operadores.

“El maíz se destacó por un aumento muy marcado, con particular impacto del reporte del USDA, que impusieron una fuerte e inesperada revisión en el escenario norteamericano. En particular, el recuento de stocks físicos y de estimación de producción se ubicaron muy lejos de lo que preveía el mercado”, puntualizó Tejera.

Por último, los motivos de su aumento se encontraron en los stocks mundiales, los cuales se ubicaron 313,2 millones de toneladas, 3,3 millones de toneladas menos que las proyectadas el mes pasado y 2,2 millones de toneladas por debajo de las proyecciones del mercado.

Al respecto, Tejera sumó que también “encontró firmeza por cierta preocupación que se generó luego de que Rusia anunciara que estarían aumentando los impuestos a la exportación duplicándolos a partir de marzo, lo cual genera preocupación por el abasto que estará generando el país europeo a los mercados mundiales”.


Sumate a nuestro canal de WhatsApp haciendo click en la imagen


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo click en la imagen


Sumate a nuestra Fan Page en Facebook haciendo click en la imagen