Córdoba: detienen a una mujer acusada de asesinar a golpes a su concubino

La mujer aseguró que había tenido una fuerte discusión con su concubino, pero que después él se fue y regresó todo golpeado.

Este domingo una mujer de la localidad cordobesa de Mendiolaza fue acusada y detenida por asesinar a golpes a su concubino en el hogar que ambos compartían. La mujer había dado una versión de los hechos que la eximían de toda culpa, pero las autoridades del caso no consideraron creíble su relato y la señalan como la autora del homicidio.

La discusión tuvo lugar en las primeras horas del domingo, no obstante se registró un llamado al número de urgencias alrededor de las 7 de la mañana. Marisa Judith de Castillo (50) se comunicó con la policía para reportar que su pareja, Ariel Rosales (47) dejó la casa luego de una disputa de pareja y que cuando regresó se encontraba todo golpeado. También señaló que luego de unos instantes, el hombre se descompuso y no respondía.

Efectivos policiales llegaron al lugar para corroborar la historia y minutos después llegó una ambulancia para asistir al lesionado. Pese a que los profesionales de la salud hicieron todo lo posible para salvar la vida de la víctima, el hombre no presentaba signos vitales.

“Presentaba golpes en la cabeza. Muchos. Sin embargo, el relato de la mujer no cerraba por ningún lado. Era contradictorio, había lagunas, no encajaba ”, indicó una fuente de la Policía de Córdoba.

El caso quedó en manos de la fiscalía de Violencia Familiar, a cargo de la funcionaria Betina Croppi. Debido a que el relato de la mujer no concordaba con los hechos, la fiscal ordenó detenerla como presunta autora del homicidio. La mujer será imputada por homicidio agravado por el vínculo. Sin embargo, ninguna hipótesis está descartada y las autoridades investigan las circunstancias.

“Fue un hecho de violencia familiar. La mujer declaró que, tras una discusión, el hombre se había ido a caminar y que había regresado luego todo golpeado… Con distintos golpes, sobre todo en la cabeza. No cerraba ”, expresó un informante y agregó “Todo indica que, tras una discusión de pareja y, con un elemento contundente, la mujer mató a golpes al hombre y luego inventó la otra historia para tratar de desviar las cosas”.

“El caso está avanzado, pero es complejo. Sobre todo, porque no había testigos independientes. En la casa no había nadie, más allá de la víctima y la acusada. Resta hablar con vecinos y familiares… Esto recién empieza ”, señaló otro vocero del caso.


Sumate a nuestro canal de WhatsApp haciendo click en la imagen


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo click en la imagen


Sumate a nuestra Fan Page en Facebook haciendo click en la imagen