Desde AGMER expresan: “No están dadas las condiciones para el retorno a clases presenciales”

Contundente rechazo del gremio docente mayoritario de la provincia a la propuesta del gobierno de retomar el dictado de clases en las aulas. El Plenario de Secretarios Generales de AGMER declaró que “en Entre Ríos no están dadas las condiciones sanitarias y de infraestructura para el retorno a las clases presenciales”.

Este miércoles se reunió el Plenario de Secretarios/as Generales de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER) para tratar la intención de las autoridades educativas de la provincia de volver al dictado de clases presenciales. Al respecto, los maestros plantearon que “en Entre Ríos no están dadas las condiciones sanitarias y de infraestructura para el retorno a las clases presenciales. Rechazamos el intento improvisado e inconsulto del CGE”, afirman en un comunicado enviado a Noticiauno.

Para los dirigentes de AGMER, “la pandemia se ha expandido de manera muy preocupante en el interior del país. Entre Ríos no es la excepción y nos encontramos en un contexto de curva ascendente, varias ciudades registran ya circulación comunitaria. En este escenario la aventura llevada delante de manera irresponsable y de forma unilateral sobre el retorno a la presencialidad en las escuelas constituye, por lo menos, una decisión irresponsable, que expone al contagio a estudiantes, trabajadores de la educación y a las familias nuestras comunidades educativas”.

El escrito al que tuvo acceso este medio señala que “hasta el día de hoy –y luego de todos estos meses- el pueblo entrerriano ha venido enfrentando la pandemia con encomiable responsabilidad y madurez apelando a todos los elementos disponibles para hacerle frente a esta adversidad: la cuarentena, el distanciamiento social, el barbijo y las medidas de higiene. Y lo viene haciendo a pesar de toda la artillería de propaganda anticuarentena descargada en los últimos tiempos por los sectores del poder concentrado”.

En cuanto a los anuncios por parte del gobierno provincial en boca del presidente del CGE “constituyen una cachetada a toda la experiencia colectiva y solidaria que desarrollamos como pueblo para que las consecuencias de la pandemia no sean peores a lo que estamos viviendo”, afirmaron desde el gremio.

Y agregaron: “Las trabajadoras y trabajadores entrerrianos/as (activas, activos, jubiladas y jubilados) hemos comprendido perfectamente las prácticas políticas de este gobierno. Comenzamos el año confrontando frente a los intentos de modificación de la Ley Previsional, continuamos con el abandono unilateral de la patronal de las negociaciones paritarias, debimos resistir ante la Ley de Ajuste enviada por el gobernador y aprobada de un día para otro por la Legislatura, y ahora observamos cómo, de manera inconsulta, improvisada e irresponsable el Consejo General de Educación ensaya un retorno a la presencialidad en el momento más serio y comprometido de la propagación del virus”.

Según los secretario generales de AGMER, “con este ensayo apresurado, el CGE niega el esfuerzo y desvaloriza el trabajo que ha venido llevando adelante cada trabajador y trabajadora de la educación, de las familias de los estudiantes, que vienen sosteniendo con recursos propios la conectividad y la impresión de materiales para llegar al último rincón con las actividades escolares. Advertimos en la Declaración anterior sobre los peligros de ceder ante operaciones mediáticas generadas en los sectores de poder dominantes, que son los mismos que agitan y militan posturas desestabilizadoras, negacionistas y anticuarentena, que en este tiempo vienen ejerciendo presión, para un regreso apresurado a las aulas, sin importarles el avance del virus, ni la salud del pueblo. Insistíamos frente al gobierno que en lugar de ceder ante los sectores de derecha, el mismo debía dedicar todos sus esfuerzos en función de garantizar y atender las condiciones de infraestructura, de bioseguridad para que no se ponga en riesgo la salud de los estudiantes y de las trabajadoras y trabajadores que concurren a los establecimientos. El gobierno tiene la responsabilidad de tomar la decisión política de resolver la inversión presupuestaria para infraestructura, edificios y mantenimiento de nuestras escuelas. Porque en estas condiciones sanitarias no hay manera de regresar a la presencialidad”, advirtieron.

Finalmente, exigieron al Ejecutivo “que gobierne a favor de las trabajadoras y trabajadores, de los sectores más necesitados y postergados de nuestra sociedad. Que atienda, escuche y dé respuestas a los planteos que venimos haciendo desde la Multisectorial y el Frente Gremial de extraer los recursos de los sectores más beneficiados de la economía concentrada. Basta de ensayos improvisados y urgente marcha atrás con este anuncio. Reafirmamos la no presencialidad como estrategia de prevención”.

Determinaron un cuarto intermedio hasta este jueves 22 de octubre a las 17 horas.


Sumate a nuestro canal de WhatsApp haciendo click en la imagen


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo click en la imagen


Sumate a nuestra Fan Page en Facebook haciendo click en la imagen