Aniversario del fallecimiento del patriota Hernán Pujato

En la fecha Ricardo Brumatti nos refresca la memoria al recordar el Fallecimiento de uno de los mas grandes patriotas nacidos en nuestra ciudad, el General de División Hernán Pujato, un ser que vivió y actuó como lo han hecho los grandes hombres por nuestro país.

7 de septiembre

2003 – FALLECIMIENTO DEL GRAL. DIV. HERNÁN PUJATO – PIONERO DE LA ANTÁRTIDA

Nació en Diamante el 5 de junio de 1904, en su casa paterna de calles Brown y Urquiza.

Hijo de José Diego Pujato y Martina García. Realizó sus estudios primarios en la Escuela “Independencia” y secundarios en el Colegio “La Salle” de Buenos Aires.

En 1922 ingresó al Colegio Militar de la Nación, de donde egresó como Subteniente en el arma de Infantería. Desde 1927 prestó servicios en el Regimiento 16 de Infantería en Uspallata, Mendoza, donde adquirió la aptitud de esquiador militar y desarrolló gran actividad en la montaña, llegando en 1929 a casi hacer cumbre en el Aconcagua, abandonando a los 6000 metros a causa de un fuerte temporal.

En 1935 ingresó a la Escuela Superior de Guerra, egresando en 1938 con el título de Oficial de Estado Mayor, siendo destinado al Centro de Instrucción de Montaña en Mendoza.

En 1944 fue nombrado Jefe de Estado Mayor de la Agrupación Patagonia y en 1946 Agregado Militar en la Embajada Argentina en Bolivia, donde cesó en 1948.

En ese momento, durante la ampliación del nuevo templo parroquial, donó en varias oportunidades importantes sumas de dinero para apoyar dicha obra. Al año siguiente, fue autorizado a realizar, por propia solicitud, un curso de supervivencia polar en EE. UU. El citado curso se desarrolló en Alaska, comprándose en la oportunidad por la Argentina, los primeros cuarenta perros adiestrados para ser usados en esas tareas.

En 1950 fue convocado por el Presidente de la Nación, recibiendo el pedido de preparar una expedición científica polar. Confeccionado el proyecto fue aprobado. Viajó a la Antártida en 1951, campaña en la que erigió la Base “Gral. San Martín” en un área casi inexplorada. Durante su estadía en la misma fue ascendido a General de Brigada a fin de año.

Ese mismo año se creó el Instituto Antártico Argentino, que fue bautizado con su nombre. Fue el primero de su género en Sudamérica, ejerciendo su Dirección durante casi cinco años.

En 1952 recibió la “Medalla al Mérito” otorgada por el presidente Juan D. Perón. En Diamante al mismo tiempo, por Ordenanza Nº 74/52 se designó con el nombre de “Hernán Pujato” al denominado Puerto Viejo, que se mantuvo hasta abril de 1956, al ser derogado por las nuevas autoridades, fundamentándose que por ley no se podía designar con nombres de seres vivientes a lugares públicos. Dos meses más tarde recibió la “Distinción del Ministerio de Defensa” por sus actividades antárticas.

En 1954, pese a la gran oposición que encontró, llevó adelante el proyecto de hacer factible a un precio bajo la construcción en tiempo récord del Rompehielos “General San Martín”, que luego prestaría servicios por 25 años. Ese año el Ejército Argentino le otorgó la “Medalla de oro a la Solidaridad” por haber participado en tareas de salvataje y rescate de personal de la Armada sepultado en una avalancha. Fue ascendido a fin de año a General de División.

En 1955 planificó y dirigió personalmente la Expedición Polar Argentina al Mar de Weddell. Fundó la Base Antártica “Gral. Belgrano”, y a través de ella nuestra Nación pasó a ser la primera en llegar a esa zona y el Ejército en hacer los únicos descubrimientos geográficos argentinos en la Antártida, entre cuyos varios topónimos que recibieron el bautismo, se encuentra la Cordillera “Diamante” y el Nunataks “Entre Ríos” por ser el pueblo y la provincia natal de Pujato.

En 1956 llevó a cabo el proyecto de intentar llegar por modo terrestre al Polo Sur, lo que se empezó a ejecutar, llegando Pujato a 700 Km. del objetivo, hasta que el 28 de noviembre se accidentó el avión que se utilizó para exploración y se debió suspender la tarea. En 1958 solicitó su pase a Retiro Efectivo Voluntario.

En su honor, en 1967 el Comité Consultivo de Nombres Antárticos de los Estados Unidos dispuso que un afloramiento rocoso de 660 metros de altura figure en toda la cartografía como el “Cerro Pujato”.

En 1981, al cumplirse 30º aniversario del Ejército en la Antártida, se le entregó la “Medalla del Ejército Argentino”.

En 1982, durante el conflicto de Malvinas, se presentó al Comandante de las Fuerzas Armadas en su carácter de piloto aviador civil con más de 100 horas de vuelo antártico, pidiendo un puesto de combate y ofreciéndose inmolarse conduciendo un avión antiguo con suficiente autonomía para estrellarse en el puente de mando de algunos de los portaaviones ingleses.

Entre otras condecoraciones y menciones de honor, recibió: en 1983 la designación de Comandante Honorario del Comando Antártico de Ejército, en 1987 el “Reconocimiento Estímulo Clase A” del Arma de Infantería, en 1989 “Aviador de Ejército Honorario” por ser precursor de los vuelos de la Antártida, en 1991 la “Orden del 29 de Mayo” en el grado de “Gran Oficial”, otorgado por la Presidencia de la Nación.

En 1997, por Ley Nº 24801, el Congreso de la Nación designó con el nombre de General de División Hernán Pujato al Instituto Antártico Argentino, el cual en su inicio había llevado su nombre.

Vivió sus últimos años en el Hospital Militar de Campo de Mayo, prácticamente sordo y ciego pero con una gran lucidez.

Nada más acertadas que las palabras de uno de los estudiosos de los temas antárticos, el Coronel ® Adolfo E. Quevedo Paiva, cuando expresó: “A vivido el señor general Pujato como lo hacen los grandes hombres, con el signo de la austeridad, del desinterés y de sus convicciones patrióticas, renunciando inclusive a percibir con absoluto altruismo emolumentos especiales que le correspondían y hasta sufragó de su propio peculio adquisiciones cuando lo asignado resultaba insuficiente, gozó de la satisfacción del deber cumplido con total recato, pese a tener el honor de recibir la mayor y más importante cantidad de distinciones oficiales, conferidas por su profesionalismo a un militar argentino en el siglo XX”.

Al cumplir el Grl. Hernán Pujato sus 98 años en 2002, se lo nombró “Ciudadano Ilustre de Diamante”. En el acto realizado en el Mirador (Sara Romero y Colón) se colocaron dos piedras, una en forma del Sector Antártico y otra con una placa incrustada en su honor.

Falleció el 7 de septiembre de 2003 a los 99 años. Sus cenizas fueron trasladas a la Base General San Martín según su deseo, donde el 1º de julio del año siguiente en una austera ceremonia fundada por el mismo Pujato 53 años antes, fueron depositadas sus cenizas en el túmulo que en 1990 se construyó para ese fin. La despedida estuvo a cargo del Segundo comandante antártico, coronel Mario Dotto y el general Jorge Edgar Leal. La bendición fue realizada por el padre Nelson Da Silva y luego se escuchó un toque de clarín.

Al conmemorarse el Centenario de su natalicio, en 2004 se designó al Mirador con su nombre.

En 2016 para esta fecha, por Decreto 204/16 se le dio el nombre de “General Hernán Pujato”, al actual Barrio I.A.P.V. “54 Viviendas”, que se ubica al norte de la ciudad de Diamante.


Sumate a nuestro canal de WhatsApp haciendo click en la imagen


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo click en la imagen


Sumate a nuestra Fan Page en Facebook haciendo click en la imagen