La foto de un nene llorando en una clase virtual que se hizo viral

Una madre capturó el momento de frustración de su hijo y busca alertar sobre las dificultades de la nueva modalidad que sufren los chicos en todo el mundo.

Con motivo de la pandemia de coronavirus, las clases presenciales fueron una de las primeras actividades que se detuvieron en varios países del mundo. Como opción, las escuelas optaron por continuar el ciclo lectivo de forma virtual, nueva modalidad de educación a la que a muchos le resulta difícil adaptarse.

En este contexto, una mujer captó el momento en el que su pequeño hijo de 5 años lloraba de frustración, sentado frente a la computadora, en medio de una clase virtual.

La foto tomada por Jana Coombs desde el condado de Coweta, en Estados Unidos, se hizo viral y conmocionó al mundo. Su idea – lejos de buscar exponer a su hijo- fue advertir a la sociedad sobre las dificultades que conlleva para muchos la idea de no contar con la presencia física de sus pares y maestros al momento de no comprender un tema o ejercicio.

El niño, alumno de un jardín de infantes, se cubrió parte de su cara con la remera que llevaba puesta y comenzó a llorar frente a la computadora, con lápiz en mano, mientras intentaba cumplir con las tareas que le daban sus maestros.

Eduación en pandemia: la publicación de Jana Coombs que se hizo viral

La imagen fue subida a las redes por Coombs el pasado 17 de agosto y desde entonces circuló por el mundo. “Simplemente tomé esa foto porque quería que la gente viera la realidad”, dijo la mujer en una entrevista con CNN.

“Después de que esta foto fue tomada, lo llamé al sofá para acurrucarse y le di muchos abrazos, alabanza y amor mientras tomábamos un descanso necesario. Tomé esta foto para mostrar la realidad porque sé que no es el único niño abrumado”, contó Coombs en la publicación que realizó en Facebook.

Estados Unidos: el hijo de Jana tiene solo 5 años

Coombs, que es madre de cuatro hijos, sostuvo que “la educación es esencial para estos niños. La socialización y la experiencia práctica es la forma en que mejor aprenden”.

Desde la Academia Estadounidense de Pediatría y la Asociación de Hospitales de Niños ya habían advertido a través de un informe sobre las consecuencias negativas que tiene la modalidad de educación virtual impuesta por la pandemia, haciendo hincapié en la falta de recursos de algunas o incluso de tiempo por parte de los padres que deben cumplir con sus obligaciones laborales para poder sostener a la familia.

En este sentido, la madre del pequeño admitió que “los padres tenemos que hacer malabares con la casa, atender a un bebé, recibir cinco mil correos electrónicos al día de los maestros y tratar de mantenerse al día con diferentes aplicaciones, diferentes códigos, diferentes plataformas. Y lidiar con algunos enlaces que no funcionan”.


Sumate a nuestro canal de WhatsApp haciendo click en la imagen


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo click en la imagen


Sumate a nuestra Fan Page en Facebook haciendo click en la imagen