La construcción se derrumbó un 46,8% en marzo

El acumulado del primer trimestre presenta una disminución de 28,1% respecto a igual período de 2019.

La actividad de la construcción se derrumbó un 46,8% en marzo, en comparación interanual, afectadas por las medidas de aislamiento que se pusieron en marcha en el tramo final del mes para morigerar el avance del coronavirus, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Si bien la cuarentena comenzó de manera parcial días antes del 20 de marzo, fecha en la que fue decretada formalmente por el Gobierno nacional, las restricciones impactaron con fuerza y generaron una baja del 32,3% con respecto a un mes antes.

El acumulado del primer trimestre del índice serie original presenta una disminución de 28,1% respecto a igual período de 2019.

En el sector de la construcción, el 93% de las empresas que realizan obras privadas prevé que el nivel de actividad disminuirá hasta junio inclusive, mientras que 7 % estimó que no cambiará.

Los que estimaron una baja del nivel de actividad durante los próximos tres meses la atribuyeron fundamentalmente a la caída de la actividad económica (35,2%), a los atrasos en la cadena de pagos (28,1%), y a otras causas (18,5%) específicamente por la emergencia sanitaria.

Entre las empresas dedicadas fundamentalmente a la obra pública, 81,2% opinó que el nivel de la actividad disminuirá hasta junio, mientras que 15,9% cree que no cambiará y 2,9%, que aumentará.

Facturación y empleo

Siete de cada diez empresas dedicadas a la construcción facturó entre marzo y abril menos que en 2019 y el sector sufre más de dos años de contracción, en el que se perdieron 100 mil empleos, según una encuesta difundida este miércoles.

En cuanto a las políticas que está llevando adelante el Gobierno para atenuar el impacto del COVID-19 en el sector productivo, el trabajo muestra que los beneficios ya están llegando a las compañías, aunque todavía la cobertura es parcial.

Los datos surgen de un relevamiento realizado por la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) entre el 12 de marzo y el 12 de abril.

Según el sondeo, el 87% de las empresas encuestadas se inscribió en el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción.

Respecto del salario complementario, el 62% de las empresas que se inscribieron y cargaron los CBU recibieron la notificación positiva, un 34% aún no fue notificada y el 1% indicó que fue negativa.

En lo relativo a la baja de las contribuciones patronales, entre las empresas inscriptas en el ATP, el 58% recibió la notificación positiva, el 31% aún no fue notificada y el 2% fue negativa.

“Si bien la vuelta gradual de la obra privada en algunas provincias y el impulso de la obra pública que está dando el gobierno nacional son signos positivos, la encuesta refleja el estado de incertidumbre en el que se encuentran las empresas del sector”, agrega el estudio.

El 23% estima que el sector se reactivará cuando termine el aislamiento preventivo y obligatorio; el 13% espera que ocurra 30 días después de finalizado el aislamiento; el 12% luego de los 60 días; el 14% luego de 90 días y el 37% no sabe cuándo ocurrirá.

De acuerdo con la interpretación de la Cámara, los encuestados entienden que la reactivación dependerá de los planes de inversión públicos y de las decisiones de inversión privada en construcción.


Sumate a nuestro canal de WhatsApp haciendo click en la imagen


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo click en la imagen


Sumate a nuestra Fan Page en Facebook haciendo click en la imagen


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *