);
Neo Net Music

Actos que nos producen “vergüenza ajena”

En la fecha nos encontramos con una señora de aspecto bastante mayor (Encargada del cuidado), saliendo del Banco de la Nación Argentina, en nuestra ciudad, con otra mujer en silla de ruedas, quien presentaba un cuadro de enfermedad crónica y en muy mal estado.

Preguntada sobre qué trámites habían concurrido a realizar nos dice y nos produjo “repugnancia” que le dijeron que tenía que concurrir a registrar la firma pedida por el Anses, cuando se le consultó si no había posibilidad de que alguien de la Institución Bancaria concurriera al domicilio para hacerlo, nos comenta que si, preguntó, pero le contestaron que “no, tiene que venir personalmente”, con la autorización correspondiente de la cuidadora obtuvimos fotografía de dicha jubilada.

A las autoridades bancarias, preguntaríamos, no les duele el corazón tener que sacar de la cama como vive esta mujer, con este calor y hacerle hacer un recorrido que cualquier empleado podría reemplazarlo concurriendo a su domicilio a solo una cuadra y media de la Institución.

La persona encargada del cuidado de esta mujer tuvo que ser auxiliada por vecinos, para que pudiera cumplir este requisito, pues en su vivienda carece de rampa para discapacitados.

No se podría arbitrar, en la era de la tecnología por parte del Anses o de la Institución Bancaria, simplificar el registro mediante una PC portátil y una conexión a Internet que cualquier vecino puede brindar mediante el Wi Fi.

Atención señores, que Ustedes van a llegar a viejos y pueden ser Uds., quienes sufran este mismo procedimiento, nadie está libre de sufrirlo.


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo Click Aquí

A %d blogueros les gusta esto: