);
Neo Net Music

Gualeguaychú: Un intendente, al frente de la batucada

Luego de cuatro años, el intendente de Gualeguaychú, Martín Piaggio volvió a desfilar este sábado 11, en la primera noche del Carnaval del País, sen la pasarela del Corsódromo de la ciudad como director de batucada. En 2016, apenas días después de haber asumido su primer mandato como intendente de la ciudad, Piaggio fue tapa de todos los diarios como director de la batucada de O’Bahía.

Cuatro años más tarde, a un mes de haber asumido su segundo mandato al frente de la Municipalidad de Gualeguaychú, Piaggio volvió al Corsódromo, esta vez al frente de la batucada de Papelitos. Lo hizo acompañado por su grupo de percusionistas, algunos de los cuales cumplen funciones en el Municipio, con un fuerte apoyo femenino, entre las que se destacó su hermana Celeste y el grupo Las Audaces.

Una de las particularidades del paso del intendente por la pasarela es que fue acompañado por su hijo mayor, Bautista, de apenas 10 años, a quien se lo vio compenetrado en el trabajo de la batucada de Papelitos.

En la primera noche del Carnaval del País, unas 23 mil personas colmaron el corsódromo del sur de la provincia.

La encargada de abrir la noche fue la comparsa del Club Tiro Federal, la tricampeona Ara Yeví, con una fuerte apuesta a nivel coreográfico, logrando un desplazamiento compacto y organizado.

La comparsa que dirige Leo Rosviar llegó con un alto cumplimiento de los objetivos planteados para llegar a la primera noche de la edición 2020, aunque para la mirada del asiduo carnavalero, es notoria la repetición de texturas y la paleta de colores, más allá que constituya su fórmula ganadora de los últimos tres años.

Se destaca la primera carroza, logrando ser la más alta como estructura, seguida por un carro con mucho movimiento que logra impactar el ojo del espectador.

Sin dudas Alma Carnavalera irrumpió en el circuito como una verdadera marca registrada, mientras que al final de la puesta, la batucada ganadora en la última edición logró un muy buen desempeño pese a que su director -Leo Stefani- se encuentra lesionado y no encabezó la apuesta de este año. Marisol Sanchez, la mejor pasista de 2019, pisó con firmeza la pasarela.

En segundo lugar, salió a conquistar la pista la comparsa del Club de Pescadores – O’Bahía- bajo la dirección de Adrián Butteri.

Luego de una demora de alrededor de 20 minutos -producto de un problema con la conexión eléctrica en la carroza de los músicos- O’ Bahía inauguró su paso con una comisión de frente que -representando los inicios del carnaval- involucró a los espectadores trayéndolos a la pasarela y haciéndolos parte andante de la fiesta.

Sus cuatro carrozas tienen la figura de Don Carnal, logrando narrar de manera exitosa la historia del carnaval a nivel mundial -desde la Edad Media en Europa hasta llegar a la actualidad en Gualeguaychú- con una gran inversión en los materiales que componen los trajes de la comparsa.

Por su parte, la batucada de pescaditos avanzo bajo la batuta de sus dos directores -Nicolás Alfaro y Emanuel Fernández- logrando el entusiasmo de la gente, mientras que la pasista no logró destacar en la propuesta.

La música contagió a las tribunas del Corsódromo, aunque no descolló, tal vez por ser la primera noche.

En tercer término un dios papelitero parpadeante y con sus dedos en V, inauguró la pasada de la comparsa del Club Juventud Unida.

Con escuadras compactas y poca distancia entre los carros, exhibió su mayor logro coreográfico hacia el final de su pasada.

La temática de Papelitos invita a la conciencia para la preservación del aire, del agua y la tierra, lo cual no deja de ser un recurso utilizado en otras ediciones.

La comparsa dirigida por Juane Villagra, puso la emoción del Oeste sobre la pasarela, con gran creatividad planteando la creación de nuevas especies animales a partir del deshecho.

Los músicos lograron, en algunos tramos, poner de pie al público, mientras que la reina de la comparsa se destaca por su porte, por su individualidad, diferencia de las reinas de las otras dos comparsas que se desdibujan en la apuesta general.

El carro final, aunque austero, corona la pasada de la batucada comandada por el Intendente Martín Piaggio, poniendo en relevancia el movimiento de Carla Cortina, la pasista que más logra destacar, en el marco del tradicional rol asisgnado a las pasistas del Carnaval.

Por último, Toque de Samba -la banda de Marí Marí- cerró la primera noche de la fiesta que cada sábado convoca a vecinos y turistas.

 

 

Nota con información de diarios Entre Ríos Ahora, El Día y Reporte 2820


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo Click Aquí

A %d blogueros les gusta esto: