);
Neo Net Music

Buenos Aires: ex intendente peronista de Lincoln lleva dos años preso por una causa que ya había sido cerrada

En enero de 2020 se cumplirán 2 años de detención para el ex intendente de Lincoln, Jorge Fernández que pasó 9 meses en prisión y luego logró el beneficio de arresto domiciliario mientras se resuelve su situación judicial por dos causas que fueron reabiertas por una denuncia de su sucesor, Salvador Serenal, sobre la base de un expediente que ya había sido desestimado por la Justicia.

La causa inicial fue presentada en 2006, pero en 2011 un fiscal desestimó todos los cargos y archivó el expediente ante la inexistencia de pruebas, pero luego de las elecciones de 2015, en las que Fernández resultó derrotado, se presentó nuevamente una denuncia que según el abogado Humberto Pastor “es una copia exacta de la que ya había sido desestimada por la Justicia”.

En ese momento, la causa sufrió además de un desdoblamiento, en una maniobra que Fernández y su abogado consideraron meramente política y con el objetivo de dilatar los plazos de resolución de expediente para poder forzar la detención del ex intendente bajo la figura de prisión preventiva, aunque los delitos denunciados son inicialmente de carácter administrativo.

Pastor explicó que en la nueva presentación “lo que ellos sostienen es que el sistema público fiscal declinó la denuncia por argumentos arbitrarios”, por lo que según el actual jefe comunal de Lincoln, la propia Justicia actuó en connivencia con Fernández para favorecer el saqueo de las arcas municipales en desmedro de todos los vecinos de ese distrito.

La realidad es que la denuncia inicial tuvo que ver con el proceso de escrituración de la vivienda que Fernández habitaba con su familia desde el año 1997 y que se inició en el 2003, aunque luego quedó trunco por el fallecimiento de uno de los hijos del intendente y luego se reactivó frente a la separación de su esposa y la necesidad de ordenar la división de bienes.

En definitiva, Fernández se convirtió en el primero, pero también en el único de lo que inicialmente se creyó que iba a ser una lista enorme de ex jefes comunales peronistas que deberían enfrentar a la Justica y en su entorno aseguran que además el ex intendente perdió el sostén del peronismo seccional por haber apoyado a Aníbal Fernández y no a Julián Domínguez en 2015, por lo que se habría convertido en un “chivo expiatorio” ideal para el gobierno de Cambiemos que necesitaba tomar medidas ejemplificadoras contra la oposición.


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo Click Aquí

A %d blogueros les gusta esto: