);
Neo Net Music

Después de las críticas de Macri hacia CFK: la entrega de atributos repite la historia

El presidente saliente está encaprichado en hacerlo en el Salón Blanco de la Rosada porque no quiere trasladarse al Congreso para entregarlos ante la Asamblea Legislativa.

Recordemos que Cristina Fernández de Kirchner, exigió lo mismo y Macri salió a repudiar dicha actitud, recibiendo los atributos por parte del presidente de la Cámara Legislativa.

Según lo publicado por el sitio Portal De Noticias, el presidente Mauricio Macri no quiere acatar el mandato constitucional sobre la entrega de atributos al presidente electo, Alberto Fernández. El saliente Jefe de Estado está encaprichado -igual que en 2015- e insiste en que la entrega de los atributos de mando debería realizarse en el Salón Blanco de Casa Rosada y que “no corresponde” trasladarse al Congreso, tal como lo exige el mandatario electo.

Según se indica la Constitución Nacional en el Artículo 93: “Al tomar posesión de su cargo el presidente y vicepresidente prestarán juramento, en manos del presidente del Senado y ante el Congreso reunido en Asamblea, respetando sus creencias religiosas, de “desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de Presidente (o vicepresidente) de la Nación y observar y hacer observar fielmente la Constitución de la Nación Argentina”.

Se sabe que Fernández y Cristina Kirchner deberán jurar sus cargos ante la asamblea legislativa. En el oficialismo dicen que debería ser Gabriela Michetti la encargada de hacerlo y que luego en “auto descapotable” deberían concurrir hasta Casa Rosada.

En el Salón Blanco los esperaría Macri para la entrega de la banda presidencial y el bastón de mando al nuevo presidente. Por protocolo, aseguran, debería realizarse el traspaso de esta manera. Incluso Fernández debería acompañar a Macri hacia la salida por explanada Rivadavia, donde lo esperaría un auto con custodia para su traslado, tal vez, hacia la Quinta Los Abrojos.

Según trascendió, un funcionario de la Secretaría General sostuvo que aún no fueron contactados por el equipo del presidente electo para la organización de los actos de 10 de diciembre. Pero remarcó que el trapaso de mando debería llevarse a cabo en el Salón Blanco. «No corresponde que vaya al Congreso», enfatizó. En el entorno del presidente electo han deslizado que preferirían que el acto se lleve adelante en el recinto de Diputados.

En Casa Rosada recuerdan que hasta la asunción de Fernando de la Rúa, en 1999, todos los actos de cambio de mando se realizaban en el Salón Blanco. Y que todo cambió desde la entrega de los atributos de mando de Eduardo Duhalde a Néstor Kirchner, dado que “el presidente saliente había sido ungido por una asamblea legislativa y no por el voto”.


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo Click Aquí

A %d blogueros les gusta esto: