);
Neo Net Music

Entre Ríos: elección palo a palo que pone en juego una banca en el Senado

La diferencia es de solo 1500 votos y se definirá en el escrutinio definitivo. “Hacer la plancha” vs el “Sí, se puede” en la provincia.

Las elecciones en Entre Ríos, como en otros distritos, mostraron un resultado sorpresivo. En lo que podría ser un auténtico batacazo, Juntos por el Cambio está a punto de ganar los comicios en la provincia, en las tres categorías: Presidente, Diputados Nacionales y Senadores Nacionales. Todo en potencial, porque aún restan escrutar unos 13 mil votos derivados de 46 mesas: cuatro en Colón, ocho en Concordia, una en Diamante, dos en Federación, dos en Gualeguay, tres en Gualeguaychú, cuatro en La Paz, 10 en Paraná, seis en Uruguay, dos en Victoria y cuatro en Villaguay.

Lo cierto es que, a esta hora, el macrismo aventaja al justicialismo por 1525 votos: 385.486 (44,49%) a 383.961 (44,32%). Eso en la categoría Presidente, pero en las otras dos la ventaja es más amplia: en Senadores 378.478 (45,64%) a 376.576 (45,41%), es decir 1902 apoyos; y en Diputados 378.859 (45,76%) a 373.949 (45,16%), o sea 4910 votos. El número no es menor, ni desde lo simbólico ni desde lo práctico. Desde lo simbólico porque por primera vez desde el regreso a la democracia en Entre Ríos no ganaría el candidato que se queda con la Presidencia de la Nación; y desde lo práctico porque el tercer senador aún está en juego, y de acuerdo a donde se incline la balanza, será de un espacio o el otro. En diputados todo está definido: dos bancas para cada uno.

Las Bancas

Con estos resultados el Frente de Todos y Juntos por el Cambio logran dos diputados nacionales por lado. Marcelo Casaretto y Blanca Osuna ingresarán por el justicialismo y Gabriela Lena y Gustavo Hein, por el macrismo. Se van de la cámara Baja nacional Juan Manuel Huss y Julio Solanas -electos ambos diputados provinciales por el PJ-, el radical Marcelo Monfort y la legisladora PRO -de casi nula participación- Yanina Gayol.

En los senadores, lo único seguro es que Edgardo Kueider -FdT- y Alfredo De Ángeli -JxC- tendrán una banca el año próximo. El tercer escanio en discordia lo disputan la militante de La Cámpora y actual concejal de Paraná, Stefanía Cora, y la dirigente radical, Stela Olalla. Se van de la Cámara Alta sólo los peronistas Guillermo Guastavino y Sigrid Kunath, porque De Ángeli repetirá mandato.

El peronismo pagó cara la “Plancha”

El peronismo entrerriano no hizo campaña. Se confiaron en que los 10 puntos de las PASO de agosto ya eran una ventaja suficiente y que la sola cara de Alberto Fernández arrastraría los votos necesarios para empardar la diferencia o incluso incrementarla. Lo pagaron caro: casi siete mil personas votaron a Fernández pero no a Kueider, y más de 10 mil le dieron su apoyo al nuevo presidente pero no a Casaretto. El corte de boleta se hizo sentir.

No hubo grandes actos, ni caravanas, ni actividades proselitistas resonantes. La boleta, que antes llegaba dos o tres veces al domicilio de cada vecino, apareció recién el jueves previo a ir a las urnas. “La campaña es no hacer campaña” se escuchaba en los pasillos de la Casa Gris. Hoy no se escucha nada, porque el oficialismo decidió quedarse en el molde, esperando que se haga el escrutinio definitivo.

Gustavo Bordet se fue a Buenos Aires y festejó junto a Alberto Fernández. En el Centro Provincial de Convenciones de Paraná, donde quedaron los candidatos, evacuaron todo rápido cuando empezaron a llegar los telegramas que mostraban que la confianza había sido excesiva. El justicialismo, que había ganado 16 de los 17 departamentos en las PASO, perdió 8 de ellos ayer. Juntos por el Cambio le arrebató algunos clave, como Uruguay y Gualeguaychú. Pero además recuperó Federación y ganó en Paraná, donde el vicegobernador fue electo intendente y el actual presidente municipal está enjuiciado por supuesto financiamiento del narcotráfico.

Los postulantes ensayaron algunos argumentos: el primero es que hubo fuga de apoyos de otros espacios a Macri, el segundo que el Frente de Todos no perdió votos -de hecho aumentó su caudal en más de 15 mil respecto de las PASO- y el tercero, que más gente fue a votar. En efecto, casi un 5% más del padrón -más de 50 mil votos- participó de los comicios del domingo. Esos concurrentes habrían, mayoritariamente, acompañado la propuesta del presidente.

Juntos por el Cambio y la remontada

La épica del “Sí, se puede” que algunos denostaron tuvo sus frutos, con una activa militancia que lo trajo a Mauricio Macri en dos ocasiones a la provincia, recorriendo cuatro localidades: Concepción del Uruguay, Basavilbaso, La Paz y Paraná. La presencia del mandatario se complementó con una activa participación de Rogelio Frigerio, que se instaló los últimos tres días a recorrer el territorio junto a los postulantes locales.

Sumado al esfuerzo militante, se le sumó lo dicho: un crecimiento del electorado y la fuga de votos de fuerzas que estaban fuera de la discusión, especialmente Consenso Federal, UNITE y NOS. Como consecuencia, la boleta del actual jefe de Estado logró casi 100 mil apoyos más que en agosto. Esto, aún, sin los datos finales.

 

Nota del periodista Juan Pablo Scattini para El Destape


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo Click Aquí

A %d blogueros les gusta esto: