);
Neo Net Music

Corrientes: Dinero público usado para la campaña electoral

San Luis del Palmar, a 25 km de Corrientes, Capital. Allí en la cuna de gobernadores, Gustavo Valdés mandó el último sábado a desplegar, una impresionante ayuda social con tufillo a campaña electoral, que alteró la tarde en la tierra de la “fibra fuerte”.

San Luis del Palmar, a 25 km de Corrientes, Capital. Allí en la cuna de gobernadores, Gustavo Valdés mandó el último sábado a desplegar, una impresionante ayuda social con tufillo a campaña electoral, que alteró la tarde en la tierra de la “fibra fuerte”. No es tiempo de inundaciones en esa localidad y zonas aledañas, las lluvias hace rato que no caen, como para disimular la tremenda asistencia (ver imágenes), observada con asombro por los sanluiseños. Camiones con acoplados repletos de mercaderías, como si salieran de una mueblería industrial o una fábrica de colchones en el gran Buenos Aires.

Hoy la alianza oficialista Encuentro por Corrientes (ECO), se quiere recuperar de la inesperada paliza que recibió en las urnas en las primarias abiertas simultáneas del pasado 11 agosto. Y no hay dudas que el radicalismo gobernante apoyado por la administración nacional de Mauricio Macri, ocupa los dineros públicos de un país marcado por la pobreza y la indigencia para acortar la diferencia y esperar por el milagro reeleccionista del otrora presidente de Boca Juniors. Ya se escuchó en las diversas y desesperadas reuniones en la Rosadita correntina, en las que Valdés afirmaría que iría a tirar la casa por la ventana para revertir los resultados de los recientes y “dolorosos” comicios de agosto.

14.000 MILLONES DE DEUDA

A casi un mes de la derrota, el radicalismo empieza a desarrollar toda su artillería proselitista rompiendo el chanchito de las arcas del Estado que ya suman más de 14.000 millones de deuda, según datos oficiales que contradicen los mensajes de provincia equilibrada financieramente.
Corrientes, considerada la provincia más pobre de la Argentina por mediciones del INDEC, con los salarios más bajos del país, aguanta la debacle económica con el 49% de su población sin poder cubrir sus necesidades básicas de alimentación. Igual el derroche para la campaña no tiene límites. Las imágenes sucedidas en San Luís el último fin de semana, se repiten y se repetirán en cada uno de los puntos estratégicos de la provincia. El 11 agosto habló el hambre, algo que ahora buscan menguar por cinco semanas, convencidos de cambiar la voluntad de quienes ellos mismos convirtieron en personas desahuciadas, marcadas por la desesperanza.

 

Nota con información de Diario 1588


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo Click Aquí

A %d blogueros les gusta esto: