);
Neo Net Music

El Municipio informó sobre trabajos realizados en el marco del polémico convenio con Sauce de Luna

Tras las fuertes críticas por la posible extracción y traslado de broza “sin control” por parte del Municipio de Sauce de Luna, la comuna local informó este miércoles que en el marco del convenio de colaboración recíproca ese Municipio realizó las tareas de preparación del terreno para las futuras casas del Consorcio de Gestión de Viviendas Diamante.

El municipio de Diamante informó que se avanza en los trabajos de construcción de viviendas realizadas por el Consorcio de Gestión de Viviendas Diamante y detalló los trabajos de preparación del terreno en el marco del convenio con el Municipio de Sauce de Luna.

“Este miércoles se extrajo suelo para efectuar aterrazamiento y también se trasladó a sectores bajos material de relleno para la construcción de futuras viviendas”, se informó oficialmente, y se aclaró que “los trabajos fueron realizados por personal municipal y maquinaria (Retroexcavadora y camión volcados con acoplado) del Municipio de Sauce de Luna, a partir de la firma de un convenio de colaboración recíproca”.

La polémica

El conflicto se desató cuando los vecinos alertaron sobre camiones de Sauce de Luna que salían cargados con broza de un predio fiscal, dado que desde la Municipalidad les decían que no podían arreglar las calles porque carecían de aquel material. Ediles del Frente para la Victoria pidieron informes sobre la extracción, supuestamente “sin respaldo alguno”, que no fueron respondidos por el Ejecutivo.

Entre las cláusulas que se convinieron en el convenio marco de colaboración recíproca que rubricaron el 23 de mayo de 2019 los presidentes municipales, Lénico Orlando Aranda, en representación de la Municipalidad de Diamante, y Pedro Oscar Aliano, por la Municipalidad de Sauce de Luna, se destaca que “las partes acuerdan realizar medidas y acciones de colaboración recíprocas para todo tipo de actividad convenientes para ambos municipios, en cuanto a la optimización de servicios que estas presten”; que “el plazo del convenio es indeterminado”; y que “las partes convienen que la totalidad de las contingencias litigiosas que puedan derivárseles de este convenio, las someterán a los Tribunales Federales competentes de la ciudad de Diamante, provincia de Entre Ríos”.

Según pudo determinar El Diario por fuentes consultadas, “la extracción de la broza se viene realizando desde el año pasado, siempre sin respaldo alguno”. En el comienzo, el material “se usó para un camino que construyó una arenera para viviendas hechas por terceros”, añadiéndose que “se calcula que en los últimos meses salían dos equipos de camiones por día, lo que significarían unos 40 metros cúbicos por vez”. En abono de esta proyección estimativa, se indicó que de acuerdo “al pozo o cava que quedó, podría significar que se retiraron más de 1.600 metros cúbicos”.

Las fuentes indicaron que “el convenio así redactado, en ningún momento lo habilita (al municipio) al intercambio de bien alguno, haberlo hecho no solo podría haber generado un daño económico y ambiental importante sino que además lo pone a tiro de una denuncia penal que por estos días está siendo evaluada seriamente en ámbitos políticos de Diamante”. En este sentido, se señaló que lo que se procura es que “el Ejecutivo local dé las explicaciones sobre el tema, cosa que hasta el momento no ha sucedido”.

En el pedido los ediles exigen que se precisen los alcances del convenio, habida cuenta que, según se señaló, de acuerdo a lo que “establece la Ley Orgánica de Municipios, el Ejecutivo no podrá enajenar bienes sin la aprobación por parte del Concejo de dicha enajenación”. Ante la falta de respuestas del Ejecutivo diamantino, los concejales que solicitaron el informe, se contactaron con sus pares de Sauce de Luna para ver si por su intermedio lograban acceder al convenio que le era retaceado en su jurisdicción.

Según se indicó a El Diario, “grande fue la sorpresa cuando los ediles de Sauce de Luna les hicieron llegar una copia del convenio”. Además se indicó que “el convenio, guardado bajo siete llaves en Diamante, establece un acuerdo de colaboración recíproca para la realización de ‘actividades’ convenientes para la optimización de ‘servicios’, pero en ningún momento habla de intercambio de bienes, lo cual hubiera requerido aprobación por parte del órgano legislativo”.


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo Click Aquí

A %d blogueros les gusta esto: