);
Neo Net Music

Buenos Aires: Una mujer debía amputarse una pierna y en una clínica de Berazategui le cortaron la otra

Ocurrió en el Nuevo Sanatorio Berazategui. Había sufrido lesiones producto de la diabetes.

La familia de una mujer que debía amputarse una pierna en un centro médico de Berazategui denunció que en la cirugía le cortaron la otra extremidad, que estaba sana.

Ocurrió en el Nuevo Sanatorio Berazategui, ubicado en calle 141 y 14, en ese municipio del sur del conurbano bonaerense.

La mujer, de 67 años, debía someterse a la amputación de una de sus piernas por lesiones derivadas de diabetes (y que ya le había provocado la amputación de un dedo) y tras la denuncia fue trasladada a una clínica de Quilmes.

El hecho ocurrió el lunes y durante las primeras horas de esta madrugada la mujer fue trasladada a la clínica Ceni de Quilmes. Interviene en el caso la fiscal Karina Santolin, titular de la UFI N° 7.

Mayra, la hija de Magdalena, habló este miércoles y detalló el paso a paso de la increíble situación. “Claramente el médico no sabe qué pierna amputó. La pierna derecha era la que estaba en proceso, figura en la historia clínica, no sé qué pasó. Cuando entramos a la habitación nos dimos cuenta enseguida”, dijo la mujer.

Ya le habían amputado un dedo de esa pierna. “Cuando levanté las sábanas, vi que era la pierna izquierda la que habían amputado”, agregó Mayra, que tras notar ese grave error fue inmediatamente a la sala de quirófano.

“Ahí lo encontré al cirujano, estaba muy nervioso. El doctor es de apellido Cardozo. No tenía palabras, no sabía qué decirme. Justo llegan dos amigas mías, ellas escucharon la discusión, pero no sabía qué decirme… Es el mismo médico que le había amputado el dedo de la pierna afectada. El pie estaba vendado, había que sacarle esa protección y proceder en esa misma pierna”, precisó.

Las autoridades de la clínica aún no se refirieron al caso y de hecho derivaron a Magdalena a una sala común, una situación que sumó tensión a la familia de la mujer. “La mandaron a una sala común. Y ella es diabética, hipertensa, no podía entender que la mandaran ahí. Ella requiere otros cuidados. Luego pudimos conseguir que la trasladaran”.

El director de la clínica nunca apareció, según relató Mayra. Incluso pasaron varias horas hasta que pudieron conseguir una copia de la historia clínica. “Tuvimos que llamar a la Policía. También quise hablar con otro de los médicos que atiende a mi mamá, el doctor Rico, pero no pude. No voy a parar hasta la sacarle la matrícula a Cardozo, que sé que sigue atendido”, cerró la mujer.

 

Nota con información de Timing Político


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo Click Aquí

A %d blogueros les gusta esto: