);
Neo Net Music

IBM avanza contra Amazon, Microsoft y Google en pleno despegue 5G

La compañía multinacional estadounidense, International Business Machines Corporation (IBM), acaba de cerrar la mayor operación de su historia al comprar a Red Hat por US$34.000 millones.

La tecnología 5G que se puso en marcha de varios países del mundo y generó encontronazos comerciales entre Estados Unidos y China por el control de proveedores y patentes, aceleró algunos procesos. Por caso, la multinacional IBM acaba de cerrar la mayor compra de su historia al adquirir a Red Hat por 34 mil millones de dólares. Se trata de un proveedor de software de código abierto principalmente a empresas.

Según el comunicado oficial, “juntos, IBM y Red Hat desatarán el verdadero valor de la nube híbrida en el mercado tecnológico. Al combinar el poder y la flexibilidad de la tecnología abierta de nube híbrida de Red Hat, con la escala y la profundidad que tiene IBM en su capacidad de innovación y expertise en la industria, los clientes ahora tendrán acceso a las herramientas necesarias para acelerar sus transiciones a la nube”.

¿Qué es una nube híbrida?

Una nube híbrida es una combinación de uno o varios entornos de nube pública y privada. Es un conjunto de recursos virtuales que utiliza tanto el hardware de la empresa que usa la nube como el de algún tercero, que gestiona su propio equipo. Para coordinar dicho conjunto se emplea un software de gestión y automatización, que permite que los usuarios accedan a los recursos según los necesiten en los portales de autoservicio, gracias a que pueden escalarse automáticamente y asignarse de forma dinámica. Esta arquitectura separada, pero conectada, le permite ejecutar algunas cargas de trabajo en la nube privada, otras en la nube pública, extraer recursos de ambas, y utilizarlas indistintamente.

¿Cómo funcionan las nubes híbridas?

La forma en que trabajan las nubes públicas y privadas como parte de una nube híbrida no difiere de cómo funcionan de forma independiente: la virtualización extrae los recursos y los agrupa en las nubes; el software de automatización asigna estos recursos y las herramientas de gestión proporcionan entornos nuevos. Las nubes privadas y públicas se convierten en nubes híbridas cuando las interfaces de programación de aplicaciones (API), las redes privadas virtuales (VPN) o las redes de área amplia (WAN) conectan los dos entornos con la menor cantidad de dificultades posible.

Esta interconectividad es la única manera en la que funcionan las nubes híbridas. Sin ella, solo son nubes públicas y privadas separadas. La calidad de las conexiones tiene un efecto directo en el funcionamiento de una nube híbrida. La tecnología más importante de una conexión de nube sólida suele ser la más ignorada: el sistema operativo.

La uniformidad, la confiabilidad y la flexibilidad del sistema operativo determinan qué tan buenas son las conexiones entre las nubes públicas y las privadas. Si utiliza el mismo sistema operativo para diseñar su nube privada, utilice su nube pública y vincúlelas a una nube híbrida. De esta forma, sus entornos estarán tan interconectados que perderán relevancia: los usuarios no sabrán ni les importará dónde se ejecutan las cargas de trabajo. Sin embargo, para diseñar una nube híbrida como esta, debe comenzar con el sistema operativo.

Entre los detalles que comunicó la empresa IBM sobre la operación, figuran:

– IBM ha adquirido Red Hat a un precio de US$ 190 por acción, representando un acuerdo total por US$ 34 mil millones. La transacción se cerró hoy, 9 de Julio de 2019.

– Red Hat funcionará como una unidad de negocios independiente dentro del Holding IBM, y se convertirá en parte clave del negocio de soluciones de Software y Nube de IBM.

– La misión de Red Hat y su inquebrantable compromiso con la comunidad open source permanecerán sin cambio alguno. Red Hat continuará ofreciendo las opciones y flexibilidad inherentes al open source y los ambientes híbridos de TI.

– Red Hat mantendrá su independencia y neutralidad, incluyendo su liderazgo en la comunidad open source, sus contribuciones y modelo de desarrollar software, su portfolio de productos, sus servicios y su estrategia de Mercado. Además, mantendrá su ecosistema de partners y su cultura tan distintiva.

– Red Hat continuará desarrollando y expandiendo sus alianzas y partnerships, incluyendo aquellas que se realizaron con grandes proveedores de soluciones de nube, como Amazon Web Services, Microsoft Azure, Google Cloud y Alibaba, entre otros.

– Red Hat, como compañía, seguirá siendo liderada por Jim Whitehurst y el actual equipo de dirección. Además, Whitehurst se unirá al equipo de dirección de IBM y reportará directamente a Ginni Rometty, CEO de IBM.

– IBM mantendrá las oficinas corporativas de Red Hat, sus marcas y sus mejores prácticas.

De esta manera, Amazon, Google o Microsoft se ven preocupados por lo que pueda ocurrir tras esta fusión. La guerra por el control de la nube y los datos que allí se almacenan, en pleno despegue de la tecnología 5G, recién está comenzando.


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo Click Aquí

A %d blogueros les gusta esto: