);
Neo Net Music

Conmoción en Santa Fe por el brutal crimen de un nene de 12 años

El chico había sido reportado como desaparecido el miércoles cuando no volvió de la escuela. El cuerpo apareció en un cañaveral, desnudo y con múltiples heridas cortantes.

La localidad de Recreo, en Santa Fe, está conmovida por el crimen de Diego Román un nene de 12 años que estaba desaparecido desde el miércoles pasado cuando no regresó del colegio a su casa ubicada en el barrio Mocoví. Si bien la Justicia aun espera los resultados de la autopsia, trascendió que el cuerpo del chiquito estaba desnudo y presentaba alrededor de 15 heridas cortantes.

Desde el miércoles, el chico era intensamente buscado por la Policía, Comando y División Perros junto a la Secretaría de Seguridad Ciudadana; el Área de Control, la Guardia Urbana y la sala de Monitoreo Municipio. Su cuerpo fue hallado en la noche del jueves, antes de las 23 por bomberos voluntarios y efectivos de la policía. Estaba en un cañaveral a unos 250 metros de una calle de acceso.

Según las pericias oculares y preliminares, se estimó la data de muerte entre 10 y 24 horas. Además de las heridas blancas, presentaba otras similares a las que podría provocar la mordedura de un perro.

Desde el miércoles, día en que se denunció su desaparición se rastrillaba en diferentes zonas de la localidad de Recreo. Luego de que se diera con el cuerpo, policías de la Comisaría 16° y del Comando Radioeléctrico preservaron la escena del crimen. En tanto, el fiscal Andrés Marchi investiga el caso.

Iván el dueño de los campos habló del trágico hecho. “Yo estaba en la despensa cuando vi el movimiento de la policía. Es complicado llegar porque está todo abandonado, lleno de pasto es difícil que entre alguien en vehículos porque no hay caminos marcados, hay yuyales. Entrar, entra cualquiera, nosotros antes prohibíamos el ingreso pero yo no vi nada en particular. Acá entra cualquiera, yo nunca digo nada porque no quiero tener problemas”, contó según consigna el diario con Aire de Santa Fe.

Al ser consultado acerca de si conocía al menor fallecido, el entrevistado indicó “no te sabría decir bien, lo conozco poco, acá viene muchos chicos a jugar a la pelota y nunca pasó nada. Siempre ladran los perros y están atados”.

Según se pudo reconstruir en base a testimonios, cerca de las 16 del miércoles lo vieron jugar es la canchita de fútbol del Barrio Cruz Roja a una seis cuadras de la escuela N° 3338 Com Caia.


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo Click Aquí

A %d blogueros les gusta esto: