);
Neo Net Music

Bonadio vs Ramos Padilla: ¿quién dará el knock out?

El juez de Comodoro Py y el de Dolores están enroscados en una pelea que involucra a los principales actores políticos del país. Se vienen las elecciones y las presiones aumentan para perjudicar al bando contrario.

Durante el año electoral, el reloj apremia y los jueces compiten por elevar primero sus respectivas causas a juicio oral. Sin embargo, Ramos Padilla parece estar mejor posicionado que Bonadio y esto es algo que el juez de la causa de los cuadernos no puede soportar. ¿Quién knockeará primero a quién?

En un intento desesperado por jubilarse con un gran triunfo, Bonadio agrandó demasiado la causa de los cuadernos, no tiene los recursos suficientes para llevarla adelante y todavía le faltan documentos. Prueba de esto es que aún no pudo elevarla a juicio oral. En cambio, Ramos Padilla ya está listo para elevar a juicio la causa que investiga una red de espionaje político judicial que llevaba adelante extorsiones y cuya cara visible es el falso abogado Marcelo D’Alessio.

La causa del juez de Cómodoro Py afecta a la expresidenta, de hecho se caratula “Fernández, Cristina Elisabet y otros s/ asociación ilícita”, la del juez de Dolores al macrismo, concretamente a Carrió, Oliveto y Zuvic.

El juez Alejo Ramos Padilla había notificado a Claudio Bonadio de que era un imputado en la causa D’Alessio y lo invitó a declarar, cuando el juez le exigió explicaciones sobre la acusación, Ramos le dijo que había sido “denunciado en 2 oportunidades” por querellantes.

Hoy, miércoles 4 de julio, Bonadio redactó una respuesta y la envió a Dolores. “Tengo el agrado de dirigirme a usted como titular del juzgado federal 11”, antes que nada, corrigió a Ramos Padilla sobre la obligación de constituir domicilio electrónico, como cualquier imputado. “Los funcionarios públicos tienen su domicilio en el lugar en que deben cumplir sus funciones”, dijo.

Y prosiguió, “La invitación por usted dirigida no se halla prevista ni de ese modo ni como notificación en el ordenamiento procesal penal –afirmó-. Además me veo en la obligación de manifestar a Vuestra Señoría que tan fehaciente es el conocimiento que tengo de las garantías que me asisten, que luego de haber tomado conocimiento de haber sido querellado en la causa 88/19 -cuando usted me lo hizo saber mediando un oficio que rezaba… ‘una de las partes lo ha querellado, sin que exista por parte del suscripto una imputación o decisión penal acerca de dicha pretensión’-, nada he hecho al respecto”.

“Para ser claro: si Vuestra Señoría considera que existe el grado de sospecha suficiente previsto por el Código Procesal Penal y que posee en el expediente las pruebas pertinentes, deberá cursarme forma citación de acuerdo a las normas de rito que así lo disponen, oportunidad en que haré lo que entienda que por derecho corresponde”, afirmó.

Y añadió: “He de hacer notar que no pasa desapercibido el hecho de que para ‘notificarme’ en el marco del artículo 73 del CPPN, Vuestra Señoría ha debido alterar forzadamente el criterio expuesto en su oficio del 29 de abril, argumentado ahora que he sido formalmente denunciado en dos oportunidades y que mi actuación ha sido objeto de ‘tratamiento’ por parte del Ministerio Público Fiscal, aclarando a Vuestra Señoría que el suscripto desconoce lo que significa dicha alusión en referencia a un dictamen fiscal”.

En otras palabras, se puso en el papel de docente y quizo darle una lección sobre procesamiento jurídico y endejarlo en ridículo. Además contestó que si existía “grado de sospecha suficiente” en su contra, lo llame a declarar en indagatoria en la causa D’Alessio.

¿Cuáles fueron los últimas golpes del juez Ramos Padilla?

Ramos Padilla también invitó a declarar en términos similares a Mariana Zuvic, Paula Oliveto y Elisa Carrió, quién actuando como imputada, pidió la recusación de un juez de Casación.

Además citó por sexta vez a indagatoria a Stornelli, ahora como imputado ya que el fiscal faltó a los cinco llamados a indagatoria justificando que existiría un complot en su contra para sacarlo de la causa de los cuadernos por el pago de sobornos durante el kirchnerismo.

El juez de dolores también convocó a declarar como testigo al ex espía Antonio “Jaime” Stiuso, quien dijo ser víctima de la “banda de los cuadernos” y disparó contra la diputada Carrió.

De un lado del cuadrilátero, la investigación de Ramos Padilla contra D’Alessio, con Bonadio, Stornelli y Carrió como imputados. Del otro, a cargo de Bonadio lo que Jorge Lanata denominó como “Operación Puf”, una denuncia impulsada por legisladora de Cambiemos, basada en la difusión de escuchas telefónicas desde la cárcel a exfuncionarios kirchneristas detenidos, que sabían detalles del caso D’Alessio y del cual, se presume, intentaron complotar para vincular a Stornelli. En esta causa, Ramos Padilla resultó imputado y el fiscal se presentó como querellante.


Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo Click Aquí

A %d blogueros les gusta esto: