Violencia en el fútbol: hinchas arrojaron agua hirviendo a una jueza de línea

Fue durante un encuentro de la liga sanjuanina entre Marquesado y San Martín. La mujer sufrió heridas en toda su espalda, pero decidió continuar con el encuentro hasta el final.

Durante el partido que disputaban los equipos Marquesado y San Martín en la ciudad de San Juan, la hinchada quemó con agua hirviendo a la árbitra Rosana Paz.

La mujer de 46 años se encuentra bien, pero toda su espalda quedó ampollada como consecuencia de la agresión.

El episodio ocurrió el fin de semana pasado en la primera fecha del fútbol local de Primera División, mientras la mujer se encontraba a un costado de la cancha. Según relató, sintió cómo el agua caliente bajaba por su espalda, y aunque decidió avisar sobre lo sucedido, decidió continuar con el encuentro hasta el final.

Mientras, se aguarda a que la Liga Sanjuanina de Fútbol se exprese sobre el tema y decida si va a imponer algún tipo de sanción.

Paz es una de las pocas mujeres que trabaja como árbitro en las canchas de fútbol de la provincia y durante la semana se desempeña como secretaria administrativa.

En una entrevista, la referí había manifestado que no era fácil ser árbitro. Además, sobre lo sucedido relató:

"Faltaban dos minutos para que termine el partido y sentí que me me arrojaron un líquido caliente en la espalda. En ese momento, llamé al árbitro principal para comentarle y pedí que me echaran agua fría para calmar el ardor. Ellos quisieron suspender el partido, pero llegamos a un acuerdo para que termine reglamentariamente", dijo.

La profesional del fútbol también comentó que en el momento del hecho, los jugadores de ambos equipos, tanto Marquesado y San Martín, se preocuparon por ella. "Los jugadores estuvieron muy bien. Corrieron y me consultaron como estaba", explicó.

Además, Rosana explicó que el hecho va más allá del género. "Sea mujer u hombre el que recibe una agresión, este tipo de situación no debe suceder en ningún aspecto".

Respecto a si la violencia que recibió provocará que interrumpa su carrera, la árbitra dejó en claro que seguirá trabajando para superarse. "Hablando con mis padres, que siempre me apoyaron, me consultaron si seguía y les dije que sí. No por esto voy a bajar los brazos. En el fútbol a la mujer le cuesta mucho y no voy a dar el brazo a torcer", expresó.

Para finalizar, Paz afirmó que fue ese mismo sábado a una clínica para realizarse un chequeo y verificar el estado que le provocó la agresión a su cuerpo. "Me hicieron una placa para ver si tenía algún tipo de traumatismo. Gracias a Dios no pasó. Pero me dijo el médico que era una quemadura grave y tenía que cuidarme. Me dio un tratamiento específico que estoy cumpliendo para recuperarme", finalizó a Telesoldiario.


Sumate a nuestro canal de WhatsApp haciendo Click Aquí

La imagen puede contener: una o varias personas

Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo Click Aquí

La imagen puede contener: una o varias personas y texto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Comunícate con nosotros
A %d blogueros les gusta esto: