Deuda del Correo Argentino: el Gobierno cambió a dedo al fiscal de la causa penal

Sale Gerardo Pollicita, entra Eduardo Taiano en la causa penal por el acuerdo en el que el Gobierno quería perdonar $70 mil millones a SOCMA.

El Gobierno cambió, por segunda vez y de nuevo a dedo, al fiscal que interviene en la causa penal donde se investiga la condonación de la deuda y el vaciamiento de Correo Argentino en la que está imputado Mauricio Macri. El procurador interino Eduardo Casal, que sigue directrices de la Casa Rosada, reemplazó al fiscal Gerardo Pollicita por su colega Eduardo Taiano. Hace un año desplazó al fiscal original de la causa, Juan Pedro Zoni, para nombrar a Pollicita con la misma arbitrariedad que ahora utilizó para poner a cargo a Taiano.

El cambio del fiscal Taiano por Pollicita llegó luego de que terminaran las indagatorias a varios de los imputados en la causa. Por un lado, al entonces ministro de Comunicaciónes Oscar Aguad y su director de jurídicos Juan Manuel Mocoroa, investigados por su rol en el intento de condonación de la deuda a la familia presidencial. Por el otro, a los abogados Jaime Kleidermacher y Jaime Cibilis Robirosa, que ahora, tras el último dictamen de la fiscala Gabriela Boquin, se sabe que fueron parte del vaciamiento de Correo Argentino mientras la empresa no tenía actividad.

El fiscal Taiano lleva 3 décadas en tribunales, pero en los últimos años se destacó por su tendencia antikirchnerista y su sumisión al grupo Clarín.

La designación de su antecesor, Pollicita, en abril del año pasado llegó tras el traslado del fiscal Zoni, que estaba a cargo de la fiscalía N 8 de Comodoro Py. Como informó El Destape, la excusa del interino Casal fue que Zoni concursó para una fiscalía en Santiago del Estero, que aún no estaba operativa. Tras su concurso, Zoni le envió una nota a la entonces procuradora Alejandra Gils Carbó donde se puso a disposición para “que me asigne en carácter de subrogante en cualquier otra Fiscalía vacante, hasta tanto sea habilitada la dependencia para la cual fui designado”. El 29 de diciembre de 2014, Gils Carbó lo asignó a la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N 8, que estaba vacante. El 27 de agosto de 2015, Gils Carbo dispuso el traslado definitivo de Zoni a Comodoro Py. A Zoni le tocó investigar a Macri por el caso Correo y a mediados de marzo de 2018 pidió una serie de medidas para impulsar la investigación. Fue su catapulta fuera de la fiscalía.

En ese momento, el interino Casal nombró a dedo al fiscal Pollicita, de estrechos vínculos con Macri. En principio era por 4 meses pero luego, sin justificación, la prorrogaron. Ahora, en una resolución con fecha del 12 de abril de 2019, el interino Casal dice que Pollicita pidió que lo saquen de esa fiscalía caliente. El cambio de guardia con Taiano será mañana.

Tras el plumazo para sacar al fiscal Zoni, a quien no controlaban, el interino Casal tenía dos opciones. Una, el dedazo. Dos, establecer un sistema rotativo entre los fiscales. Desde el inicio eligió el dedazo. Ahora, por ejemplo, podría haber tomado el camino de la rotación en orden de la numeración de fiscalías. Pollicita está a cargo de la N 11, por lo que podría ser hacia arriba a las N 12, interinamente a cargo de Alejandra Mangano, o hacia abajo a la N 10, cuya titular es Paloma Ochoa. Sin justifica, el interino Casal saltó a la N 3, que maneja Taiano. La designación en principio es por 4 meses, pero todo se maneja por voluntad del interino Casal, o sea, de la Casa Rosada.

Además de Macri, Aguad, Mocoroa, Cibilis Robirosa y Kleidermacher, en esta causa están imputados directivos de las empresas SIDECO, SOCMA y Correo Argentino y la jueza Marta Cirulli, investigada por avalar el vaciamiento de Correo pero que aún así se niega a excusarse en la causa que sigue en el fuero comercial.

Tras la revelación de que funcionarios del Mauricio Macri fueron parte del vaciamiento de Correo Argentino, el Gobierno mandó a cambiar a dedo al fiscal que interviene en la causa penal donde está imputado el propio presidente. La intervención de Zoni, sin embargo, siempre fue limitada por la sombra latente de un posible traslado a Santiago del Estero y por los manejos del juez Ariel Lijo, hábil titiritero de expedientes.

Nota con información de El Destape


Sumate a nuestro canal de WhatsApp haciendo Click Aquí

La imagen puede contener: una o varias personas

Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo Click Aquí

La imagen puede contener: una o varias personas y texto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: