El sector lechero está en crisis y al gobierno le importa poco

“El productor cobra entre $10 y $11, contra el consumidor que está pagando hasta $50”, advirtió Jorge Chemes, de Confederaciones Rurales Argentinas. Alertó por el cierre de tambos.

La lechería está en crisis y así lo advierten los extremos de la cadena: los productores porque reciben un pago por debajo de sus costos, y los consumidores que pagan hasta 50 pesos por un litro de leche, incluso en medio de la escasez y la falta de marcas alternativas.

El vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas -CRA-, Jorge Chemes, manifestó que se está generando un grave problema social, porque se están cerrando y achicando la mayoría de los tambos. Al respecto, cuestionó al gobierno nacional y sostuvo: “Hay una mirada parcial y equivocada sobre la situación de los tamberos”.

“El desequilibrio en toda la cadena láctea hace que el sector industrial y comercial, puedan ir ajustando sus números hacia arriba, a diferencia del productor quien no es formador de precio, sino tomador de los precios que define la industria”, manifestó Chemes en Radio Máxima.

En esta línea, alertó: “El productor cobra entre 10 y 11 pesos, contra lo que vale la leche al consumidor que se está pagando hasta unos $50, y ni hablar de los productos derivados”.

Chemes aseguró que “los eslabones ajustan sus precios de acuerdo a sus costos de producción entre ellos la carga impositiva, y el productor queda con todo el peso de los costos, sin poder ajustar los precios porque lo forman lo demás como la industria y del supermercado”. Según advirtió. esta situación lleva al “quebranto del productor porque está fundido y el consumidor no puede pagar lo que vale la leche” expresó.

Respecto a la salida de esta cuestión, Chemes fue contundente: “Es una decisión política, donde se requiere intervención del Estado, llamando la atención cuando se produce en una cadena, el desequilibrio y la posición dominante de un sector, y así lograr una situación que sea equitativa para todos”.

Además, Chemes definió el comportamiento de las políticas lecheras: “El gobierno tiene una mirada imparcial y equivocada, porque cree que solo a través del desarrollo industrial se va a resolver el problema económico en la Argentina, entonces les importa poco si lo producido se realiza entre uno o cien tambos. Es una actitud egoísta que puede terminar muy mal”.

“Cada vez que planteamos el problemas de rentabilidad, el titular de lechería, nos afirma que no se van a meter en un problema entre privados, defendiendo de esta manera a otros eslabones que por supuesto no es el de la producción”, agregó.

Finalmente, alertó: “Hoy se siguen cerrando tambos, pero también muchísimos se reducen a la mitad. Por lo que no hay que analizar cuantos cierran sino cuántas vacas salen de producción”.


Sumate a nuestro canal de WhatsApp haciendo Click Aquí

La imagen puede contener: una o varias personas

Sumate a nuestro canal de Telegram haciendo Click Aquí

La imagen puede contener: una o varias personas y texto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: