24 de Marzo 1976 – 2019 Día de la Memoria, Verdad y Justicia

A las 3 y diez de la madrugada del 24 de marzo de 1976, el general José Rogelio Villarreal inició el golpe de estado diciéndole a la presidenta Isabel Martínez de Perón: «Señora, las Fuerzas Armadas han decidido tomar el control político del país y usted queda arrestada».

La historia más oscura de nuestro país

La última dictadura cívico-militar, autodenominada como Proceso de Reorganización Nacional, o El Proceso, gobernó la Argentina desde el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, derrocando al gobierno constitucional de la presidenta María Estela Martínez de Perón (justicialista), hasta el 10 de diciembre de 1983, día de asunción del gobierno elegido mediante sufragio de Raúl Alfonsín (UCR).

El poder fue ocupado por una junta militar integrada por los comandantes de las tres Fuerzas Armadas Argentinas, sucediéndose cuatro juntas militares en el período. Es considerada (la dictadura más sangrienta de la historia argentina).​ El Proceso​ se caracterizó por el terrorismo de Estado, la constante violación de los derechos humanos, la desaparición y muerte de miles de personas, la apropiación sistemática de recién nacidos y otros crímenes de lesa humanidad. Un largo derrotero judicial y político ha permitido condenar a parte de los responsables en juicios que aún continúan su curso. Así como otros gobiernos de facto de la región, la dictadura cívico militar fue parte del Plan Cóndor.

La Junta Militar llevó a cabo una acción represiva en la línea del terrorismo de Estado conocida como la guerra sucia, coordinada con otras dictaduras instaladas en los países sudamericanos mediante el Plan Cóndor, que contó con el apoyo de los principales medios de comunicación privados e influyentes grupos de poder civil, la protección inicial del gobierno de los Estados Unidos​ y la pasividad de la comunidad internacional.​

El gobierno de facto secuestró, torturó y ejecutó clandestinamente a miles de personas, que luego serían denominadas (los desaparecidos), unas sospechosas de ser guerrilleros y otras simples activistas civiles sin relación con las organizaciones armadas en centros clandestinos de detención establecidos al efecto. Gran cantidad de ellos fueron asesinados y enterrados en fosas comunes o arrojados al mar desde aviones militares, denominada esta acción como los vuelos de la muerte.

El pedido de publicación del espacio de DDHH del PJ

En el día de Memoria, Verdad y Justicia, como participantes activos de la comunidad y militantes políticos, instamos a valorar el Estado de Derecho, a trabajar por su consolidación, y aunar esfuerzos para sostener la Paz Social y los Derechos conquistados.Espacio de Derechos Humanos y Memoria.

PARTIDO JUSTICIALISTA DIAMANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: