Insólito: El gobierno publicó guía para ahorrar hasta 30% de combustibles al usar el auto

En medio de un nuevo incremento de hasta el 7% de las naftas y 70% en lo que va del 2018, el Gobierno publicó una guía que insta a los usuarios de automóviles a cumplir con una serie de medidas para ahorrar “hasta un 30% de combustibles”.

La guía de 32 páginas fue confeccionada por la Subsecretaría de Energías Renovables y Eficiencia Energética de la Nación y plantea desde “cómo preparar un viaje” hasta “qué vehículo elegir” para salir a la ruta.

El compendio da “tips” para realizar una conducción más eficiente, prestando atención a cuestiones como la velocidad, neumáticos, aire acondicionado, auto detenido, palanca de cambios, maniobras y cuestiones de peso.

“El aire acondicionado puede incrementar el uso de combustible hasta un 25%, lo cual equivale a un consumo aproximado de 300 litros por año”, indica la guía, que recomienda no usar esa prestación del coche cuando se viaja a menos de 80 kilómetros por hora.

Al conducir con las ventanillas bajas se modifica el coeficiente aerodinámico del vehículo, provocando una mayor resistencia al movimiento del vehículo y por lo tanto mayor esfuerzo del motor.

Para ventilar el habitáculo lo más recomendable es utilizar de manera adecuada los dispositivos de aireación y circulación forzada del vehículo.

Cuando el vehículo circula a velocidades menores a 80 kilómetros por hora, sí es recomendable bajar las ventanillas y apagar el aire acondicionado.

En el caso de velocidades más altas, el aire acondicionado es más eficiente que las ventanillas bajas, siempre que el mismo se coloque a una temperatura moderada.

Velocidad: La mayoría de los autos operan con mayor eficiencia cuando viajan entre 50 y 80 km/h. Por encima de esta velocidad, los vehículos gastan más combustible. Por ejemplo, circulando a 120 km se utiliza aproximadamente un 20 % más de combustible que a 100 km.

Los neumáticos: Pierden aire lentamente, motivo por el cual se recomienda examinarlos regularmente (al menos una vez por mes). El valor de la presión de fábrica es el que asegura un mínimo consumo de combustible y un mejor funcionamiento. Desinflados no sólo son peligrosos, sino que aumentan la resistencia entre los neumáticos y la calle y, además, el motor tendrá que trabajar más.

Palanca de cambios: Se recomienda evitar el uso excesivo de la primera marcha, debido a su alto consumo de combustible, ya que es la que mayor fuerza transmite, siendo preferible cambiar a segunda apenas se arranca. Una regla general es cambiar a una marcha más alta en no más de 1500-2000 revoluciones por minuto).

Maniobras: Es importante planearlas con antelación para mantener la velocidad del vehículo constante, lo que permitirá evitar consumos innecesarios.

Cuestión de peso: Se recomienda distribuir de manera uniforme la carga en el vehículo y evitar el exceso en la parte superior del mismo, ya que supone una mayor resistencia del aire y mayores niveles de consumo. Un auto mediano aumenta su consumo en aproximadamente 1% por cada 25 kilos de peso adicional.

Según la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes, la edad promedio de la flota total circulante del país es de 10,7 años.

Al no contar con algunas tecnologías que facilitan la eficiencia, para el Gobierno “es esencial” una mejor gestión y conducción de los vehículos livianos, que colabora significativamente con la economía familiar para el ahorro de combustible.

El Gobierno propuso a los argentinos que a la hora de elegir un auto para comprar o alquilar, busquen vehículos con tecnologías que facilitan la conducción eficiente, tales como:

Sistema Start-Stop: apaga el motor cuando el coche se detiene y lo reinicia automáticamente para reanudar la conducción. Esto reduce el combustible desperdiciado durante el ralentí en semáforos o espera.

Caja automática: reduce la dependencia del consumo de combustible asociado al estilo de conducción, generando ahorros.

Asistente al cambio de marcha: es una señal lumínica que indica cuando subir o bajar la marcha para forzar menos el motor y consumir menos combustible.

Indicador Eco Drive: es una señal lumínica que se enciende cuando se conduce en las revoluciones adecuadas, de manera eficiente.

Función Eco: se activa mediante un botón y cambia la administración de potencia para consumir menos combustible.

El informe oficial también apunta a la cuestión ambiental: “En Argentina, el 15% de las emisiones de GEI son generadas por el sector transporte, y dentro de este sector, aproximadamente el 40% se debe a las emisiones de vehículos livianos”.

 

Sumate a nuestro canal de WhatsApp de NNM:

Resultado de imagen para logo de whatsapp en png

Sumate haciendo Click Aquí

Sumate a Nuestro Canal de Telegram de NNM:

Resultado de imagen para logo de telegram en png

Sumate haciendo Click Aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *