Debate en AFA: Macri no podrá ser dueño de Boca Juniors

El Comité Ejecutivo de la AFA postergó el martes (23/10) el debate para aceptar o no a las Sociedades Anónimas Deportivas en los clubes de fútbol. El proyecto se iba a debatir en la Asamblea Extraordinaria que la casa madre del fútbol argentino iba a celebrar el próximo 29 de noviembre pero el rechazo masivo de los clubes arruinó el nuevo negocio que quería conseguir Mauricio Macri. Luego de que varios instituciones y dirigentes del fútbol argentino expresaran su rechazo total al desembarco de las Sociedades Anónimas (SAD), el polémico anhelo del presidente Macri se postergó una vez más y triunfó la defensa del rol social de las clubes. Cabe recordar que Racing, River e Independiente se manifestaron en contra de la medida. También expresaron su rechazo Gimnasia y Esgrima de La Plata y Lanús a través de sus redes sociales oficiales, al tiempo que Boca no sentó aún de manera pública su postura.

El polémico debate para aceptar o no a las Sociedades Anónimas Deportivas en los clubes de fútbol sumó mucha cantidad de rechazos esta última semana por lo que la AFA tuvo que suspender la Asamblea Extraordinaria que se iba a llevar a cabo el 29 de noviembre para tratar el proyecto.

En la reunión que se llevó a cabo este martes (23/10) al mediodía entre dirigentes de Primera División motivó a dar un paso hacia atrás por la negativa de varios clubes y la posibilidad concreta de que la votación se incline hacia la negativa. La intención sería llamar a una nueva asamblea antes de fin de año. En la pautada fecha para el 29 de noviembre se tratarán temas como la licencia única de clubes que otorgará AFA, la modificación en las presentaciones al Tribunal de Apelaciones y la creación de una Fundación.

La postergación de la votación les permitiría a aquellos que impulsaban el ingreso de las Sociedades Anónimas continuar con las negociaciones y evitar una amplia derrota. En principio, varios dirigentes ya se habían pronunciado en contra, entre ellos Matías Lammens, de San Lorenzo, y Pablo Moyano, de Independiente. además de los dirigentes de Gimnasia de La Plata y Lanús habían emitido comunicados al respecto. Del ascenso, Gabriel Greco, de Atlanta, y Javier Méndez Cartier, de Excursionistas, habían anunciado su voto negativo.

Sin embargo, la victoria de los clubes sociales no es total: el sector que apoya las Sociedades Anónimas volverá a la carga en diciembre o en el verano del año próximo en busca de una nueva reunión extraordinaria.

Desde la Coordinadora de Hinchas, una organización que reúne a socios y simpatizantes de equipos de todo el país contra las SAD, celebraron la resolución, pero también señalaron que la lucha todavía no terminó.

“Para nosotros y nosotras desde la Coordinadora de Hinchas este es el resultado de la militancia y la lucha en la defensa de nuestros clubes”, apuntó Hernán Aisenberg.

Y concluyó: “Sabemos lo que estaba en juego y desde nuestro lugar de hincha, socio, socia, dirigente o periodista hemos estado a la altura y seguiremos estando. Nuestra identidad, nuestros colores, nuestros barrios, nuestra cultura no están en venta. No son parte de su industria ni de sus negocios”.

El tema de la votación por el posible desembarco de las Sociedades Anónimas Deportivas en el fútbol argentino despertó muchas reacciones en contra del voto electrónico y secreto que se quiere impulsar desde un sector de la AFA. Esta vez fue Marcelo Tinelli el que jugó fuerte a favor del voto a “mano alzada” para que cada dirigente exponga su postura y todos sepan qué votó cada uno.

El dirigente de San Lorenzo dejó expuesta su postura a través de un tuit en el que se preguntó “por qué no puede ser el voto a mano alzada” y agregó que “en un tema tan sensible para el fútbol argentino, como es el ingreso de las Sociedades Anónimas a los clubes, los socios deben saber qué votan sus representantes”.

La postura de Tinelli está en el mismo camino de la fuerte manifestación de principios del presidente azulgrana Matías Lammens, que la semana pasada dejó en claro que San Lorenzo está en contra de las SAD y explicó todo en un hilo en Twitter.

Otro de los que opinaron al respecto, fue Bernardo Bertelloni, candidato presidencial en las últimas elecciones de Vélez Sarsfield. A través de sus redes sociales, advirtió: “¿Qué pasaría si @Velez se convirtiera en una #SAD? Perdería los terrenos del polideportivo”.

“La ley 24.853 otorgó los terrenos del polideportivo a Vélez y puso como condición que Vélez sea una entidad civil sin fin de lucro y que en caso de incumplimiento la donación se revoca #NoALasSad”, tiró Bertelloni en su cuenta de Twitter.

Efectivamente, la reglamentación sancionada el 18 de junio de 1997 y promulgada el 11 de julio del mismo año, indica que la fracción de terreno de dominio del Estado Nacional se mantiene para Vélez“mientras el donatario mantenga el carácter de entidad civil sin fines de lucro, siendo su incumplimiento causal de revocación”.

No son pocos los dirigentes en AFA que quieren implementar el voto electrónico para no quedar expuestos si votan a favor de incluir las SAD dentro del estatuto de la AFA.

Hoy, los clubes en la Argentina no pueden ser Sociedades Anónimas y todos son Asociaciones Civiles sin fines de lucro. I ncluso, aunque la AFA aprobara la llegada de las SAD luego los socios de cada club deberían dar su aprobación en una asamblea extraordinaria para transformarse en ley. Y son muchas las instituciones que ya manifestaron públicamente que no están de acuerdo.

En una votación que no se sabía si sería a mano alzada, para que esta modificación fuese aprobada es necesario contar las dos terceras partes de los asambleístas, que son 43, de los cuales 22 corresponden a clubes de primera y 21 a los del ascenso.

En caso de conseguir ese número en AFA, algo que parece poco probable por las bocas de urna que manejan los dirigentes, sería cada institución la que aceptase modificar su propio estatuto para que puedan entrar las SAD.

El debate para convertir a los clubes de fútbol en Sociedades Anónimas Deportivas data desde hace mucho tiempo. Este proyecto fue rechazado por el entonces presidente de la AFA, Julio Humberto Grondona, quién en tendió que la iniciativa le quitaba poder a los clubes.

Cuando el actual presidente de la nación, Mauricio Macri asumió en Boca Juniors, llegó con el Fideicomiso de jugadores que había dicho que era un paso previo a Sociedades Anónimas pero también el proyecto quedó trunco.

Por otra parte, uno de los primeros impulsores del proyecto de Sociedades Anónimas fue Carlos Ávila, cuando estaba a cargo de la empresa Torneos y Competencia, y pasaba por Argentinos Juniors, al que moverían a Mendoza o Mar del Plata como sede, porque junto a esta iniciativa, se hablaba de regionalización de los clubes que apuntaba a que estuvieran todos en el mismo ámbito geográfico.

No es un dato menor: las Sociedades Anónimas eran parte de una reestructuración del fútbol argentino. No obstante, no sólo son sociedades anónimas en los clubes de fútbol, sino que la iniciativa es mucho más amplia: En Brasil fue obligatorio por la Ley Pelé que data del 25 de marzo de 1998. El entonces presidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, convirtió en ley el proyecto por el que se había trabajado Edson Arantes do Nascimento Pelé para “revolucionar las caóticas estructuras del fútbol brasileño”. En el camino, la gran estrella del fútbol mundial, nombrado, en ese momento, ministro extraordinario de Deportes para sacar adelante su ley, ha tenido que superar la oposición de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), presidida por Ricardo Teixeira, yerno del ex presidente de la FIFA, Joáo Havelange, y las presiones del organismo mundial, según publicó el diario El País de España.

Antes de la firma presidencial, la ley debió ser aprobada por el Parlamento. Entre los artículos más radicales de su ley, destacan el que obliga a los clubes a transformarse en empresas en un plazo de dos años, y el que acaba con el derecho de retención de los jugadores -obtendrán libertad de contrato el 2001-, vinculados hasta ahora, desde la adolescencia, a asociaciones gremiales, ignorando la legislación laboral. Otro artículo importante obligará a los clubes-empresas a pagar impuestos, con lo que se harán posibles las inspecciones fiscales. Actualmente los clubes son entidades públicas sin ánimo de lucro, y por ello las autoridades fiscales no tienen ningún conocimiento sobre la compra-venta de jugadores, reveló el diario El País en 1998.

La ley también permite a los clubes crear sus propias ligas y desvincularse de la federación. Por esta posibilidad optarán los pequeños clubes del norte, mientras que los más poderosos, los de Sáo Paulo y Río de Janeiro, se mantendrán en la federación, que seguirá controlando, por otra, parte, la representación en la Copa Libertadores, según la publicación de ese entonces.

Los cambios estructurales que propició la le y Pelé incidieron, previsiblemente, en el desarrollo económico de los clubes, que aumentaron sus fuentes de ingreso -podrían, por ejemplo, crear locales de bingo en sus sedes-) maximizaron las posibilidades de negocio. Algunos grandes bancos, se han apresurado ya a firmaron acuerdos con los mejores clubes y los analistas estimaron que se multiplicarían por cinco los ingresos publicitarios del fútbol, cifrados, hasta ese entonces, en sólo 20 millones de dólares.

Ahora, uno se pregunta, ¿dónde fracasa siempre el proyecto de las Sociedades Anónimas?

1. Tiene que ser aprobado por una apreciable mayoría de la asamblea de socios y eso es casi imposible de imaginar en un club importante de la Argentina.

2. Un club Sociedad Anónima paga más impuestos que un club Asociación Civil sin fines de lucro. Luego, hay muchos de intereses de las personas, que manejan los clubes representando a los socios que perderían sus cargos en un club sociedad anónima, y ellos si empre frenan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *