“Sobrecumplimos la meta de reducción de déficit”, dijo Dujovne

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, informó hoy que el rojo fiscal primario fue de 1,3% del PBI, mientras que la meta acordada con el FMI era del 1,9%, por lo que el gobierno sobrecumplió la meta. Hubo un fuertes recorte en los gastos de obras públicas. El objetivo: llegar al equilibrio entre ingresos y erogaciones en 2019.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presentó en conferencia de prensa el resultado fiscal de septiembre y del tercer trimestre del año, luego de haber acelerado la reducción del déficit primario.

El funcionario anunció así que sobrecumplió la meta de reducción del déficit en 0,6 puntos del PBI. El rojo primario fue del 1,3% del PBI. Analistas descontaban que el Gobierno sobrecumpliría la meta de rojo fiscal acumulada prevista para los nueve meses de 2018, del 1,9 por ciento.

Según los datos oficiales, el déficit primario (previo al pago de intereses de deuda) se redujo 27,1% interanual en septiembre, lo que implica una contracción de 48% en términos reales.

A su vez, en los nueve meses del año, el déficit primario cayó 47% en términos reales y 1 punto porcentual en términos del PBI.

“El gasto primario real de los primeros nueve meses del año es el menor para un período enero-septiembre desde el año 2012”, indicó Dujovne.

“Recibimos un gasto consolidado Nación – Provincias cercano a 42 puntos del PBI. En 2017, llegamos a un 40,4% del PBI, este año vamos a terminar cerca del 38% y el año que viene, en niveles de entre 36 y 37 puntos del PBI”, destacó el ministro. “Es una baja de entre 5 y 6 puntos del producto en una sola gestión presidencial. Nos gustaría lograr más, pero desde los exorbitantes puntos de partida de los que salimos, ya que en la gestión anterior el gasto subió desde los 25 puntos a los 42 en 12 años, estamos revirtiendo eso”, agregó.

“La meta para el tercer trimestre es de 1,9% y la estamos sobrecumpliendo, aun subiendo los programas de inversión prioritaria”, dijo el Dujovne.

El gasto primario creció entre enero y septiembre, en términos nominales, 20,3 por ciento. La inflación acumulada en el mismo periodo fue del 32,4%, según el Indec.

Para alcanzar y superar la meta fiscal, el Gobierno recortó con fuerza los gastos de capital, que son los que se destinan a obras públicas. Los gastos en infraestructura de transporte cayeron 18,1% en términos nominales en el año. Los gastos en vivienda se recortaron un 43,8%, siempre nominalmente (al sumarle la inflación, el recorte es incluso mayor). En agua y alcantarillado, el gasto se redujo en 16,3%. En Educación, hubo un aumento nominal del 24,4%, aunque menor a la inflación acumulada.

También crecen menos que la inflación los gastos corrientes más representativos del gasto público. Las prestaciones sociales aumentan 28% (jubilaciones y pensiones, 27,5%, y asignaciones , 28,5%). Los salarios del sector público suben 17,8% y los subsidios económicos, 22,7%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *