Los bancos aplican mayores restricciones al crédito y anticipan un fin de año más duro

En medio de la crisis económica y el mayor riesgo crediticio, los bancos han restringido fuertemente la oferta de préstamos en el tercer trimestre de año. Según un informe del Banco Central, se trata del segundo semestre consecutivo de endurecimiento de las condiciones para dar financiamiento y el mayor desde que el BCRA comenzó a elaborar esta encuesta, a principios de 2013. Anticipan además, que lo que viene no será mejor.

La Encuesta de Condiciones Crediticias (ECC), que publicó sobre el final de la semana pasada el Banco Central, muestra que la mayoría de los bancos consultados subió tasas, acortó plazos, redujo los montos máximos, incrementó comisiones y aumentó las garantías necesarias en todas sus líneas de financiamiento entre julio y septiembre pasados.

Además, el informe señala que las entidades financieras que restringieron estándares crediticios en el tercer trimestre -13 de un total de 22 manifestaron haber endurecido sus condiciones en el caso de los préstamos a empresas- identificaron como los factores principales que impulsaron este movimiento “el deterioro de la situación económica (actual y perspectivas) y al aumento del riesgo de la cartera crediticia”.

“Claramente, ante el escenario económico más complicado, estamos evaluando más minuciosamente los riesgos (a la hora de otorgar financiamiento)”, indicaron desde una entidad con gran peso en el mercado crediticio al diario económico ‘BAE’.

Según explicaron, los costos para los bancos de “levantar” un préstamo moroso son “altísimos”.

Para prevenir este tipo de situaciones, según se desprende de la encuesta del BCRA, dentro del segmento destinado al financiamiento de las familias, durante el tercer trimestre los bancos incrementaron “moderadamente” los spreads sobre el costo de fondeo en todas las líneas crediticias, con mayor intensidad en los hipotecarios; aumentaron “significativamente” las comisiones cobradas en las tarjetas y “moderadamente” en las restantes líneas; disminuyeron de forma moderada los montos máximos de otorgamiento en las tarjetas y en los prendarios; y restringieron de manera entre leve y moderada los plazos máximos de otorgamiento y los requerimientos de garantías en todos los segmentos.

Según los datos del Central, el ratio de morosidad en el sistema financiero local no mostró cambios significativos en los últimos meses y, si bien tuvo un leve repunte interanual en agosto, continúa manteniéndose en niveles bajos respecto del resto de los países de la región, en el 2,2 por ciento.

La encuesta del BCRA revela que la restricción de los estándares crediticios para las familias se dio con mayor intensidad sobre los préstamos prendarios y otras líneas al consumo, indica el informe del Central.

Los bancos también prevén una restricción “significativa” en la oferta de préstamos destinados a empresas entre octubre y diciembre, que afectará principalmente a las pequeñas y medianas compañías y a los créditos de mediano y largo plazo.

La restricción en los requisitos para el otorgamiento de créditos a este segmento a nivel general que se produjo en el tercer trimestre de este año fue la mayor desde que el BCRA comenzó a elaborar esta encuesta, a principios de 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *