Proyecto Archivado

El viernes pasado se trató en el Concejo Deliberante el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo que pretendía modificar la Ordenanza 230 para poder hacer uso de u$s 400.000 que la Caja tiene depositados como Fondo de Reserva. Según decían sus defensores, era para hacer inversiones, aunque no establecía finalidad alguna para esos fondos, inclusive solo mencionaba la posibilidad de poder utilizar ese dinero para paliar el déficit de la Caja.

El proyecto tenía como anzuelo modificar la cantidad de meses en reserva llevando el valor de 10 a 15 meses, incrementando en 5 los meses de reserva,  lo que en la práctica no significaba absolutamente nada ya que las reservas actuales superan ese valor.

Lo que realmente buscaban los concejales radicales era modificar el texto que expresa que la reserva mínima será de u$s 1.500.000. Querían llevar ese valor mínimo a la suma de u$s 1.100.000 dejando liberados 400 mil dólares para cubrir el déficit mensual.

Como esa modificación necesitaba de al menos 2 votos opositores, que no obtuvieron, la iniciativa quedó archivada.

El municipio debe a la Caja más de 50 millones de pesos y hasta el momento no hay propuesta de pago. En una actitud por lo menos llamativa, el gremio y la asociación de jubilados pretendían liquidar los ahorros antes que procurar cobrar la deuda.

La nota de color fueron los aprietes sufridos por los concejales opositores. Esto tenía que salir sí o sí y no se escatimó en esfuerzos para lograrlo. Marchas, llamados telefónicos, carteles, notas en los medios, todo tratando de presionar el voto a favor del proyecto, aunque siempre fue un grupo muy reducido e identificado políticamente con el oficialismo el que llevó a cabo estas acciones.

Un párrafo especial merece la dirigencia de FESTRAM, la Federación que nuclea a los Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia. En un hecho inédito, hubo dirigentes de esa federación que se pusieron en contacto para presionar concejales diciéndoles que si ellos no votaban a favor iban a ser los responsables de la situación de los jubilados. Quizás estos dirigentes provinciales desconocían la trama de la historia. Sea como sea, deberían replantearse esas actitudes, suficientes problemas tienen los trabajadores municipales de la provincia como para que la entidad que los representa se dedique a hacer lobby por el saqueo de los ahorros de los jubilados.

 

Editorial de Viejo Perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *