Dolor en familias al dejar el hogar: “No nos queda otra que evacuar”

Construyeron su casa sobre la barranca frente al monumento al Cristo Pescador y en la noche de este martes debieron abandonarla ante el inminente desmoronamiento. “Corre riesgo todo el barrio”, lamentaron ante Elonce TV.

Diamante vive sus horas más críticas y este martes, se conoció que la falla geológica, ya se extendió a unos 500 metros al sur, de la barranca donde se encuentra el Cristo Pescador.

La familia Solve, cuya vivienda se ubica sobre calle Junín, en el barrio Urquiza, frente al monumento al Cristo Pescador, se veía obligada a evacuar el lugar durante la noche de este martes.

“Viendo que aparentemente se agrava la situación, y más que nada por los chicos, no nos queda otra que evacuar el lugar”, lamentó Yanina ante Elonce TV.

La mujer, madre de dos niños, habitaba la casa junto a su madre y un hermano.

Fue una vecina y otros jovencitos, los que ayudaron con la mudanza. “Voy a llevar algunas cosas a la casa de un familiar”, comentó. Según pudo registrar este medio, un camión de Vialidad había sido dispuesto para el traslado de las pertenencias de la familia.

“Corre riesgo todo el barrio”, reconoció la mujer, al tiempo que aseguró: “Nunca había visto algo así, es muy complicado el problema, y muy triste por la situación que se está viviendo”.

Por la aparición de nuevas fisuras en el terreno, se amplió la zona de emergencia por los desbarrancamientos en Diamante. Según precisaron desde Defensa Civil de esa ciudad, el nuevo sector en riesgo está “hacia el norte del Cristo Pescador” y afecta a 38 familias más. En total, estarían afectadas alrededor de 64 familias que se domicilian en la zona de riesgo.

La zona de riesgo se reconfigura minuto a minuto agravando la situación y el estado de alarma se incrementa.

Más testimonios

Una vecina comentó a Elonce TV que, “desde hace bastante” que advirtió partiduras sobre la casa, en el baño, la cocina y la habitación de los chicos. “Tenemos miedo. Y a mis tres chicos, ayer los mandé a dormir a la casa de mi suegra”, indicó.

“A esta casa la construyeron mis abuelos y no la queremos abanar. Está partida entera pero mi marido es albañil y la galería que hicimos nueva, también está toda partida”, aseguró otra vecina, al tiempo que reconoció: “Estamos en zona de peligro, siempre fue así”.

Según contaron vecinos, desde Defensa Civil les recomendaron que debían pasar la noche “en un lugar seguro” y dejas sus viviendas a partir de las 19, para después regresar por las mañanas.

“Hay mucho miedo y nerviosismo. Hace tres días que vivo con dolor de cabeza”, confesó otra mujer.

En la oportunidad, vecinos manifestaron su miedo por eventuales robos que pudieran registrarse al abandonar sus hogares, sin embargo y según lo prometió el intendente Lénico Aranda ante Elonce TV, “las fuerzas de seguridad, Prefectura y Policía, fueron apostados a la zona para tal fin y se habla con el jefe de familia para que se quede alguno a custodiar”.

“El objetivo de las entidades que integramos Defensa Civil, es el de contener, al máximo posible, el riesgo de vida, en pos de cuidar al vecino”, reafirmó el mandatario municipal.

Se necesitan donaciones de agua y pañales

Como en las últimas horas, se amplió la zona afectada, hay otras 68 familias que corren riesgo. Actualmente hay 25 mayores autoevacuados y 19 menores que fueron trasladados a casas de sus familiares.

Se puso a disposición la Escuela Hogar y la Nº52 en caso que haya más evacuados, además del CIC y un espacio que cedió la UADER.

“Necesitamos agua para los rescatistas y pañales para los chicos”, demandó el intendente Aranda, y sostuvo que se trabaja en forma coordinada con los gobiernos provincial y nacional.

En tanto, a sugerencia de Defensa Civil, en la tarde de este martes se amplió el vallado como forma de prevención en la zona de barrio Urquiza.

“No debemos generar pánico”

Por su parte, la vice intendente Lelia Recalde, ante Elonce TV, bregó por llevar tranquilidad a las familias diamantinas. “No debemos generar pánico, si no, cumplir con las órdenes que nos están dando, las recomendaciones que brinda Defensa Civil, porque esta es una situación natural, los desprendimientos de barranca se producen a lo largo de la costa del Paraná por un problema de suelo que tenemos”, explicó.

Pero los vecinos del barrio Urquiza, el afectado por los desmoronamientos, no salen de su consternación por la situación.

“Estos días no he podido estar tranquila pensando… Cuando era chica, pasé por un desbarranque, y en ese entonces nos llevaron al Regimiento, y ahora, volver a pasar por lo mismo con mi hija”, lamentó una mujer.

“Perdemos todo, el barrio, la vivienda donde nacimos y nos criamos. Eso te desgarra el alma”, completó otra vecina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *