Bovril: El intendente se bajó el sueldo para paliar la crisis

El intendente de Bovril Alfredo Blochinger, anunció las nuevas medidas en las que se ha estado trabajando para paliar la situación económica y financiera por la que atraviesa el municipio.

Al respecto, comenzó explicando la realidad del Fondo Solidario Federal: “Al principio de nuestra primera gestión, ese fondo nos alcanzaba para cubrir las dos quincenas del personal subvencionado, es decir, se cubría gran parte del costo social del pueblo que es el sistema de subvenciones que tenemos en el municipio. Este fondo, se fue reduciendo a medida que el sector del agro tuvo su traspié pero que, de todas maneras, representaba en nuestro gobierno aproximadamente $3.000.000 en un año. Esta situación nos trae graves consecuencias porque se nos desfinancia la forma de sostener el personal que tenemos afectado a la obra pública”.

Luego añadió: “Esto se suspendió a través de decreto y los intendentes somos los más afectados en esta situación. Venimos trabajando en una serie de medidas que van a tender a paliar la situación financiera del municipio, que es extremadamente complicada. Es de público conocimiento las dificultades que tenemos para cumplir en tiempo y forma con las obligaciones salariales y de poder afrontar esta contención social a través de las subvenciones laborales, por eso venimos trabajando en la elaboración de un decreto de emergencia por seis meses que nos permitirá afrontar este nuevo contexto de crisis financiera teniendo en cuenta recortes que, en lo posible, no generen mayores problemas sociales, es decir, hacer reducciones en el municipio que no impliquen ajustar haciendo reducción de personal, ni quitando el pan a quienes más lo necesitan. Para poder sostener eso, debemos reducir en otras cuestiones y lo hemos hablado con los funcionarios que son quienes coordinan cada área, tratando de aunar criterios”.

En relación con las medidas a nivel nacional y provincial, el jefe comunal expresó: “Todo esto hay que sostenerlo y los recursos comienzan a achicarse. Pensamos que todas las medidas que se toman a nivel nacional y provincial son medidas frías que se adoptan detrás de un escritorio, sin ver a los ojos a la persona a quien se afectará y los gobiernos municipales somos quienes tenemos la obligación de dar la cara con el vecino. Lo hacemos a diario con la gente de nuestro pueblo y en estos momentos no podemos dar soluciones. Es para nosotros una situación muy difícil pero que pondremos todo nuestro esfuerzo en salir adelante. Para eso, será el decreto de emergencia económica y financiera del municipio que implicará una reducción del 25% del sueldo del Departamento Ejecutivo Municipal, como medida ejemplificadora de lo que se pretende para reacomodar las arcas municipales. Otra de las formas es la conformación de cooperativas de trabajo que implique poder asociarse e independizarse de los subsidios; que permitan a los trabajadores organizarse y les de sustento laboral”.

Congelamientos de montos

“Este decreto, que está consensuado, también implica un congelamiento de montos de funcionarios que, si bien hay muchos adscriptos, es un monto importante. Se piensa en poner un tope al gasto de combustible ya que se paralizará en gran medida todo lo que es la obra pública con recursos municipales, garantizando el funcionamiento de los servicios básicos. Asimismo, la reducción en gastos sociales, ya que tenemos una alta inversión en ayudas sociales; tenemos dos combi que se usan para el traslado de instituciones o de quienes la solicitan, eso se va a reducir a un solo viaje semanal de índole social, sumamente necesario y justificado”, afirmó.

“Se trabajará también muy estrictamente en el sistema recaudatorio, ya que todo ingreso en forma de tasas e impuestos municipales permitirá lograr los resultados esperados. Se notará en el pueblo una disminución de la actividad municipal y mayores controles sobre el personal que se encuentra trabajando. Eso ayudará a que la gente tenga más confianza en nosotros, cuidando los recursos municipales como se deben cuidar”, agregó.

Para finalizar, Blochinger manifestó: “A mi equipo de gobierno les pido el acompañamiento. Estuve reunido también con los gremios de los empleados municipales acordando la forma en que irán cobrando su sueldo; una cuestión que me llena de dolor porque quien trabaja quiere y necesita cobrar, pero la madurez que han demostrado en el diálogo ambos sindicatos (ATE y Sindicato de Empleados Municipales) me llena de fuerza y esperanza de que podremos salir adelante con hechos y medidas concretos”.

Fuente: El Observador del Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *