El mayor miedo de la familia de Nahir Galarza

Trasladarán a la joven a la misma cárcel donde está detenida la viuda del narco que asesinó su padre.

Después de ocho meses, Nahir Galarza será trasladada a la cárcel de máxima seguridad de Paraná y la medida reavivó viejos miedos para la familia. Es que en ese lugar también se encuentra detenida la mujer de Claudio Marcelo Cañete, el narco al que el padre de la joven acribilló con una escopeta en 1996.

El hecho ocurrió en la ciudad de Concordia, durante un operativo encubierto del que participó Marcelo Galarza como oficial de la policía local. Casi al mismo tiempo que Nahir llegaba al mundo, su papá fue juzgado por tener una “reacción desmedida” y después absuelto alegando “legítima defensa”.

Aunque la causa se cerró, durante años los Galarza vivieron amenazados y hasta en una oportunidad sufrieron un atentado en su casa. Les arrojaron una granada. Ahora, con el traslado de Nahir a la misma cárcel donde está recluida la viuda de Cañete, el peor temor de sus allegados es que la chica se convierta en el blanco de un ajuste de cuentas.

Nahir estaba detenida en la Comisaría de la Mujer de Gualeguaychú desde el 1° de enero, después de haber confesado ante el fiscal haber sido la autora de los dos disparos que terminaron con la vida de quien entonces era su novio, Fernando Pastorizzo. Sin embargo, el plazo máximo para que un preso permanezca detenido en una comisaría es de 30 días por lo que finalmente autorizaron la reubicación de la joven.

En las últimas horas, Marcelo Sánchez, director del Servicio Penitenciario, aclaró que “será tratada como una interna más”. “Las condiciones de alojamiento son las comunes que se destinan a detenidos de este tipo. Seguramente ella compartirá pabellón con 3 o 4 internas que es lo que se estila en la Unidad Penal N°6”, señaló a Canal Nueve Litoral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *