Corrupción “K” y “M”: Se entregó Wagner, el expresidente de la Cámara de la Construcción

El expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner tenía orden de detención por parte del juez Bonadio, pero no fue hallado en su domicilio cuando se lo buscó. Sus abogados habían advertido que se estaba negociando su entrega, realizada a primera hora de este jueves 2/08.

Luego de doce horas de negociaciones, el expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner se entregó durante la mañana de este jueves 2/08 en el marco de la asociación ilícita que investiga el juez federal Claudio Bonadio a través del fiscal Carlos Stornelli. A Wagner se lo considera una de las patas fundamentales para el entremado de coimas entre empresarios de la obra pública -entre los que se encuentran familiares del presidente Macri- y funcionarios kirchneristas.

Hasta el momento se detuvieron a 13 personas, entre los que sobresalen el ex número 2 de Julio De Vido, Roberto Baratta, el empresario Gerardo Ferreyra (Electroingeniería) y Javier Sánchez Caballero, de la firma IECSA, de los Macri, socia estratégica de Odebrecht en Argentina en la era K.

Tal como informó Neo Net Music el día de ayer, la expresidenta Cristina Kirchner fue llamada a indagatoria para el 13 de agosto junto con otros exfuncionarios como José María Olasagasti (secretario privado de De Vido ), Oscar Parrilli y Juan Manuel Abal Medina, además de empresarios, como Rudy Ulloa Igor y Juan Lascurain.

Por órden de importancia, encabeza esa nómina Carlos Wagner, de la constructora Esuco y quien fuera presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC). Según trascendió, la Policía fue a buscar al empresario en su domicilio, pero no lo halló, por lo que se iba a librar una orden de captura.

Ahora restan las detenciones de Oscar Thomas, exdirector de Yacyretá por la Argentina y muy cercano a De Vido; Fabian García Ramón, ex director de Promoción de Energías Renovables; y Hernan Gómez, ex asesor del Ministerio de Planificación.

Oscar Centeno, era el chofer del ex número dos de Julio De Vido, Roberto Baratta, conductor que llevó durante años un detallado registro del recorrido de los bolsos con dinero, presuntamente proveniente de coimas millonarias que empresas de la construcción, entre otras, pagaron al ministerio de Planificación durante la gestión kirchnerista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *