Tesla ahora vende tablas de surf diseñadas en fibra de carbono

Cuestan unos US$ 1500, fabricaron 200, todas se vendieron. Como especulan que no habrá una nueva partida en el mercado secundario se ofrecìan por US$ 5000. Están terminadas en fibra de carbono. Son rojas y negras.

Tanto como su presidente ejecutivo, Elon Musk, la terminal de autos eléctricos no pasa desapercibida. Y es que va mucho más allá de la fabricación de vehículos, ahora ofrece otros productos como cargadores USB en forma de Superchargers e incluso tablas de surf que inspiradas en sus autos aparecieron a la venta en dos colores diferentes, rojo y negro por US$1.500 cada una.

Aun muy caras se agotaron a poco de salir al mercado y según reporta el sitio Techcrunch, Tesla puso a la venta 200 unidades de estas lujosas tablas acabadas en fibra de carbono.

Por el momento no hay confirmación de que la empresa ofrezca más unidades, por lo que algunos ya han visto un claro negocio en la reventa en mercados secundarios como Ebay, d onde llegaron a tocar los US$5.000, más del triple de su precio original.

Su fabricante salta al conocimiento público cuando presenta un proyecto de auto eléctrico capaz de de competir contra los grandes del mercado norteamericano y japonés que buscaban sumar nuevos productos con hibridos y motores eléctricos.

En verdad la empresa está proyectada sobre una ingeniería más amplia que la de un vehículo no tradicional. Conceptualmente suministran un paquete de baterías, motor, electrónica de potencia, caja de cambios y software de control que permite que todos los componentes formen un sistema.

El diseño modular facilita reutilizar componentes en unidades propias y de otros fabricantes. El sistema es muy compacto y contiene muchas menos piezas móviles que un motor térmico. la compañía usa impulsores de inducción de tres fases que incorporan un rotor de cobre y bobinados de ig ual material optimizados para bajar la resistencia y la pérdida de energía.

Además perfeccionó un módulo electrónico de potencia que gobierna el flujo de corriente de entrada y salida del paquete de baterías. Controla la generación de par motor durante la conducción y la recarga del paquete de baterías cuando está conectado a un enchufe.​

Los vehículos contienen muchos procesadores para controlar funciones de seguridad y potencia. La terminal construye el firmware de muchos procesadores con algoritmos que controlan la tracción, la estabilidad del vehículo, la aceleración, el freno regenerativo, el estado de carga de cada célula del paquete de baterías y los sistemas de seguridad.

Como se observa sus ejecutivos están más allá del armado de un auto convencional. Hoy son algo así como Apple con Steve Jobs. Ahora en ese camino las tablas de Tesla son parecidas a otras de la competencia pero, siempre diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *