Piden que se revise la legislación sobre domas y jineteadas

¿Maltrato animal o tradición? Buscan defender a los caballos que son obligados a participar en domas y jineteadas en Entre Ríos. Opinan que el proyecto de ley de tenencia animal responsable que ya cuenta con media sanción en la provincia, no los contempla.

Desde la agrupación proteccionista Patitas de Gualeguaychú pidieron que se revise la legislación sobre domas y jineteadas. Actualmente, cuidan a 300 animales con el trabajo de cuatro voluntarias.

La proteccionista Coqui Carbó opinó sobre el proyecto de ley de tenencia animal responsable que ya cuenta con media sanción en la provincia. Aseguró que la norma no contempla a los caballos que son obligados a participar en domas y jineteadas.

Los diputados entrerrianos aprobaron un proyecto que busca “proteger, dentro del territorio provincial, a los animales domésticos o domesticados, con especial énfasis a los perros, gatos y caballos”.

La iniciativa, impulsada por el diputado Pedro Báez, establece que “el Estado provincial promoverá acciones de promoción de la salud de los animales domésticos o domesticados” e implementará programas educativos, como contenido curricular obligatorio en todos los niveles, que promuevan el respeto, inculquen su cuidado y concientización sobre la responsabilidad hacia los animales”.

Asimismo, en el artículo 1 aclaran que quedan expresamente excluidos los animales de la fauna silvestre, ya sean de origen autóctono o exótico, los cuales se regirán por las respectivas leyes nacionales vigentes.

Pero ¿qué pasa con los caballos que participan de las domas y jineteadas? En el artículo 20, el proyecto de Ley que ahora cuenta con media sanción indica que “las domas y jineteadas que se desarrollen en el territorio de la Provincia, se regirán por sus propias normas”.

Entonces ¿la ley de protección animal incluye a los caballos, pero excluye a los que son utilizados para las domas y jineteadas?

En este punto, desde Patitas opinó Coqui Carbó “en las domas el caballo es maltratado, y en esta ley no interpreta las jineteadas; no se las prohíbe y es un espacio donde hay maltrato animal, antes, durante y después”.

Carbó opinó que hay intereses políticos creados: “Córdoba es un claro ejemplo y hay un nivel de desconocimiento total sobre el tema por parte de quienes deben legislar”. Recordó que cuando realizaron la cruzada “proyecto galgo” tuvieron una reunión con el secretario de Federico Pinedo por el tema domas y jineteadas, porque “en nombre de la tradición se pueden hacer un montón de cosas y sin maltratar animales”, expresó.

Calificó a las domas como un “atractivo turístico a costa de un ser vivo que no tiene derecho a decidir; antes fue declarado deporte, pero acá se utiliza a un ser vivo, sin capacidad de discernir. La tortura que está comprobada a través de videos y de jinetes arrepentidos que cuentan la cantidad de cosas por las que pasa el animal”.

Luz verde en Gualeguaychú

En la gestión del ex intendente Juan José Bahillo se habían prohibido las domas a través de un decreto que además proponía crear una Comisión para trabajar sobre este tipo de eventos.

“En Gualeguaychú se habían prohibido las domas y nosotros podíamos denunciar si había o no maltrato animal. Conformamos la comisión para empezar a trabajar: fue muy bravo porque estábamos las proteccionistas y las personas que organizaban las domas”, dijo Carbó, aunque reconoció que habían logrado avanzar.

Menos de un mes duró esta iniciativa, cuando en la actual gestión “anunciaron que salió un decreto que anuló el anterior y así autorizaron una doma para festejar el aniversario de una radio”.

Otro de los puntos de la nueva ley que causa polémica fue el artículo 9°. Allí se indica la prohibición para “la creación, por parte del estado provincial y los municipios, de centros de refugios y/o centro de animales abandonados, disponiéndose para los ya existente acciones tendientes a una progresiva disminución de los animales rescatados”.

“La Ley no puede pedirme un montón de requisitos si no contamos con la ayuda del Estado. Actualmente no hay predios adecuados; no lo tiene ni el Municipio, ni la Policía, ni nadie.

Llevan a los animales a Patitas ¿y nosotras qué hacemos?”, se preguntó una de las referentes del lugar.

Indicó que el Municipio colabora con “un 30% de lo que consumimos. No tenemos remedios ni atención veterinaria. Todo lo pagamos nosotras”.

Asimismo recordó que hace diez años atrás, la ex perrera municipal contaba con un solo canil con 80 animales. “Era la Ley de la Selva”, resumió Coqui Carbó quien espera expectante a que los Senadores de la provincia puedan rever estos puntos de la normativa con el fin de proteger a los caballos y prohibir las domas y jineteadas en nuestro territorio.

Qué dice el Municipio

ElDía consultó al Municipio acerca de los pedidos de prohibición de jineteadas y domas. Aclararon que “en ningún momento se anuló la prohibición, sino que el decreto que había firmado Juan José Bahillo perdió vigencia”.

Además, acerca de una jineteada que está siendo promocionada para el 16 de septiembre y con el supuesto respaldo y auspicio de la Casa de la Cultura, desde el Municipio aclararon que “hasta el momento no hay ningún trámite en Habilitaciones para realizar este evento” y agregaron: “Desde Cultura pueden haber cedido el espacio o un escenario, pero eso no implica un auspicio” y volvieron a mencionar la falta de trámite habilitante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *