Reapareció Balza con críticas a Videla… y le recuerdan sus cartas al General

En el programa ‘Animales Sueltos’, el teniente general retirado Martín Balza dijo que Jorge Rafael Videla “era un pusilánime”. Y en las redes sociales, así como en WhatsApp, comenzaron a circular las cartas que le había enviado, en 1989, al General.

El teniente general retirado Martín Balza habló anoche en el programa ‘Animales Sueltos’ –que conduce Alejandro Fantino– sobre su gestión como jefe del Ejército, la guerra de Malvinas y la última dictadura militar, entre otras cosas. Y, en ese marco, lanzó fuertes críticas contra el fallecido ex presidente de facto de la Argentina, Jorge Rafael Videla, a quien calificó de “pusilánime”.

“Videla le tenía miedo a Massera, Videla era un pusilánime carente de actitudes de mando, no podía ignorar lo que pasaba porque era el Presidente. Era un perfecto incompetente. Era ideal para estar donde estaba, porque cada uno hacía lo que quería. Massera era un ‘gangster’ que hacía lo que quería. Videla les tenía miedo a sus subordinados, a los generales. Contribuyó a que pasara lo que pasó”, lanzó.

Sus palabras, como era de esperar, tuvieron gran repercusión. Y en las redes sociales, así como en WhatsApp, comenzaron a circular las cartas que Balza le envío a Videla en 1989, en las que le expresaba su “respeto”, “agradecimiento” y hasta sus buenos deseos para las fiestas, y hablaba de una “gesta heroica”. En una de las misivas, había agregado a mano: “¡Hasta siempre, mi General!”

Cabe destacar que años atrás, Balza ya había hablado sobre dichas cartas, intentando despegarse. “Son notas protocolares dirigidas a los ex jefes de Estado Mayor por el Día del Ejército y la Navidad. Si hubiera reparado a quién iban dirigidas, no las hubiera firmado”, había asegurado en el año 2000 Martín Balza, al referirse a las dos cartas que le envió a Jorge Rafael Videla en mayo y en diciembre de 1989.

“Tendría que haber controlado minuciosamente todas las esquelas protocolares que firmaba y no las controlé detenidamente. Si es así, me equivoqué. Fue una torpeza de mi parte, la asumo y no la transfiero a quien confeccionó” las cartas, agregó entonces.

Lo curioso es que ahora esas misivas volvieron a aparecer, para recordarle su pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *