Preocupa la aparición de cientos de peces muertos en el arroyo Doll

Bogas, dorados y sábalos aparecieron muertos en el arroyo Doll. Se registró en una extensión de 20 kilómetros de su cauce en los departamentos Victoria y Diamante. Ya tomaron muestras. Hay dudas sobre las causas.

Hace varias semanas que se repiten los episodios de mortandad de peces en la zona rural del Molino Doll, del departamento Victoria. Concretamente, se pudo documentar mortandad de bogas, sábalos y dorados en varios lugares del arroyo Doll.

Un hombre de Crespo y lector de Elonce, se comunicó con este medio para señalar que todos los miércoles, desde hace al menos tres semanas, visita esa zona y pudo constatar el llamativo suceso, que se repite en las orillas del conocido arroyo, que constituye uno de los centros pesqueros más importantes del departamento.

Peces de escamas

Preocupado por la situación, Jorge contó a Elonce que “hace como tres semanas que veo mortandad de peces y cada vez hay más. Se ven muchos: cientos de peces muertos”, remarcó el hombre domiciliado en Crespo.

Asimismo, aclaró que según pudo apreciar en su recorrida por la zona, “son todos peces de escamas: bogas, doraditos y sábalos, pero no se ve ningún bagre”, subrayó Jorge en diálogo con Elonce.

Además, sostuvo que “según me contaron los lugareños y pescadores de la zona, es porque el arroyo bajó mucho y con el frío, baja mucho la temperatura del agua y se mueren por el frío. Eso me explicaron ellos”, dijo.

También en Las Cuevas

Un fenómeno similar se registró hace unos días, en Las Cuevas, localidad del departamento Diamante, y ubicada a unos 15 kilómetros de Molino Doll. Gran cantidad de peces aparecieron muertos en la orilla del arroyo Doll, pudo conocer Elonce.

Dicha situación generó preocupación en la zona y autoridades de la Junta de Gobierno, hicieron gestiones para encontrar las causas de la mortandad de peces.

El pasado 14 de julio constataron que había peces muertos en la zona de Costa Doll, calzada del Paso ancho de arroyo Doll.

Tomaron muestras

La Junta de gobierno de Las Cuevas, pidió a través de la Comisaría de Las Cuevas, la intervención del personal de Policía Diamante y la División Investigaciones y Criminalística, tomaron las muestras correspondientes para analizar. Además, se dio conocimiento a la fiscal Florencia Acuña.

La Junta de gobierno de Las Cuevas, también informó a la dirección de Medio Ambiente de la Provincia y al Área de Recursos y Fiscalización de la Provincia, supo Elonce.

El fenómeno de mortandad de peces fue notado por los vecinos de Costa Doll y ellos, lo comunicaron a la Junta de gobierno.

Sin embargo, otros habitantes de la zona señalaron que en la calzada de Gross, también se vieron muchos peces muertos. El mencionado lugar, está ubicado a tres kilómetros de la Escuela Nº35 “El Chimborazo”.

Las dudas sobre las causas

Si bien, aún no se conocen las causas de la mortandad de cientos de peces, especialistas y autoridades de ambiente, advirtieron que en el invierno y con la combinación de varios factores, los peces de río, pueden llegar a morir por la baja temperatura del agua, sobre todo en los arroyos.

Advertencia por el frío

El Ministerio de Medio Ambiente de la vecina provincia de Santa Fe, advirtió en el pasado mes de junio, cuando se vivían una aguda ola polar en la zona central del país, “que se podría detectar mortandad de peces en el Paraná y arroyos a causa de la ola de frío”, indicaron en un comunicado.

“El gobierno de Santa Fe, a través del Ministerio de Medio Ambiente, informa que las bajas temperaturas, incrementan la posibilidad de observar mortandad de peces en diferentes cursos de agua”, señalaba el comunicado emitido a mediados del mes de junio.

Confluencia de factores

“Las mortandades en caso de ocurrir, responden a tres condiciones que están confluyendo: la bajante abrupta del nivel hidrométrico aislando las lagunas interiores del sistema, las bajas temperaturas reinantes y la presencia de ejemplares juveniles de las distintas especies con mayor sensibilidad al frío”, explicaba el ministerio santafesino.

Al respecto, argumentaban que distintos monitoreos llevados adelante desde el año 2005, en forma permanente, por la dirección de Manejo Sustentable de los Recursos Pesqueros de Santa Fe, se advierte sobre este tipo de fenómeno de origen natural, que puede presentarse con diferentes magnitudes y extensiones”, concluía el comunicado.

Antecedente

“Cuando se registra una bajante muy fuerte en invierno y hay episodios de olas polares, aumentan las posibilidades de que se produzca una mayor mortandad de peces”, sostuvo el biólogo Jorge Liotta, al hablar con medios de la ciudad bonaerense de San Nicolás.

El especialista hizo las declaraciones públicas luego de registrarse el mismo fenómeno en arroyos de esa zona en los primeros días del mes de junio de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *