Buenos Aires: Estalló la bronca en Lomas por horas extras adeudadas por el Municipio

Los gremios consideran que se trató de una “actitud totalmente deliberada” y no un “error administrativo” como explican en el gobierno, por lo que exigen el “pago inmediato” de horas extras y guardias.

Los profesionales y trabajadores de la Salud de Lomas de Zamora realizarán este miércoles un paro de 24 horas y se movilizarán al Palacio municipal en reclamo del “pago inmediato” de horas extras y guardias y que les equiparen sus salarios con Provincia, tal como se había comprometido el Ejecutivo.

La medida de fuerza fue convocada por la Asociación de Profesionales de la Salud (CICOP) pero rápidamente se sumó la Regional Sur de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado). Además, exigirán incorporaciones a planta de empleados que hace años permanecen en condición de contratados. El miércoles,a las 11, se concentrarán en Laprida y Yrigoyen.

La protesta se disparó por la “proliferación de errores en la liquidación de haberes de junio”, donde los trabajadores se encontraron que no les pagaron las horas extras y consecuentemente esa cifra no fue incluida en el cálculo del medio aguinaldo.

Cabe señalar, que en el hospital Alende, esta situación afectó al 80% del personal, alrededor de 400 médicos, enfermeros y auxiliares, precisaron fuentes gremiales.

Los dirigentes sindicales descreen de la explicación oficial de que se trató de un “error administrativo” y creen que se trató de “una actitud totalmente deliberada” por parte del gobierno de Martín Insaurralde.

El presidente de la CICOP lomense, Pablo Torres, calificó de “injusto y arbitrario” el proceder del Ejecutivo al recordar que con el pago de las horas extras “le sirve a la gente para llegar a fin de mes”.

“El Intendente debe tener en cuenta que la creciente demanda de atención en el hospital Alende y Unidades Sanitarias se cubre con el personal que está en funciones”, agregó, al tiempo que advirtió por cargos vacantes.

Por su parte, la titular de ATE Sur, Nora Quercia, sostuvo que “no fue un error administrativo como nos quieren hacer creer, fue una actitud deliberada que quizás responda a urgencias financieras del municipio”.

“Evidentemente están acostumbrados a trabajar así, sin tener en cuenta a los trabajadores, la mayoría de los cuales cobra la magra suma de $ 7.500”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *