Tenso G7: “Hay un lugar especial en el infierno para cualquier líder extranjero”

No ha sido una cumbre más. En esta ocasión la ciudad canadiense de Charlevoix ha sido testigo de tensas reuniones entre los líderes mundiales que han acudido a la cita del G7. Las diferencias han sido sustanciales en algunos aspectos, como la lucha comercial que amenaza con iniciar el presidente estadounidense Donald Trump. El líder de Estados Unidos se ha mostrado muy amenazante en este aspecto, ante la reacción del resto de mandatarios. Hay un “lugar especial en el infierno” para el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, fueron algunas de las tensas declaraciones que surgieron por el G7.

Hay un “lugar especial en el infierno” para el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, por sus críticas a EE.UU. en una conferencia de prensa posterior a la cumbre del G7 que tuvo lugar este 8 y 9 de junio en Canadá, declaró este domingo el director del Consejo Nacional de Comercio de la Casa Blanca, Peter Navarro, durante su intervención en el programa matutino de televisión “Fox News Sunday“.

“Hay un lugar especial en el infierno para cualquier líder extranjero que se involucra en la diplomacia de mala fe con el presidente Donald J. Trump y luego trata de apuñalarlo por la espalda”, declaró Navarro al especificar que eso fue lo que hizo Justin Trudeau en el marco de dicha rueda de prensa.

Además, el funcionario de la Casa Blanca tachó al primer ministro de Canadá de una persona “débil” y “deshonesta”. “Y eso viene directamente del Air Force One”, explicó Navarro en referencia de un tuit que el presidente Trump había publicado en respuesta a las declaraciones de Trudeau desde el avión presidencial en ruta a Singapur.

Poco después de que Trump abandonara la cumbre del G7, donde los líderes del grupo llegaron a un acuerdo sobre una declaración conjunta, Trudeau celebró una conferencia de prensa en la que tachó de “insultantes” los aranceles a las importaciones de acero y aluminio impuestos por EE.UU.

Asimismo, el primer ministro de Canadá indicó que su país estaba dispuesto a trabajar con EE.UU. para resolver las disputas comerciales, pero en todo caso defendería firmemente sus propios intereses. En respuesta, el presidente Trump ordenó a los representantes de EE.UU. no firmar el comunicado final de la cumbre del G7 por declaraciones “falsas” de Trudeau.

No ha sido una cumbre más. En esta ocasión la ciudad canadiense de Charlevoix ha sido testigo de tensas reuniones entre los líderes mundiales que han acudido a la cita del G7. Las diferencias han sido sustanciales en algunos aspectos, como la lucha comercial que amenaza con iniciar el presidente estadounidense Donald Trump.