Video: Nuevamente la violencia opaca una jornada que debió ser de deportes

El domingo ppdo, se jugó una nueva jornada por el campeonato Tito Ramón Alcorcel, cumplimentando su séptima fecha, todo se venía desarrollando normalmente, pero una vez más volvió la violencia a la cancha.

No somos nosotros quienes debemos decir quienes fueron los culpables o quienes iniciaron la gresca, pero es lamentable que una vez que la familia empezó a concurrir nuevamente a las canchas, comiencen a surgir esta clase de inconvenientes.

Esta vez no fue entre el público, sino entre los jugadores de ambos equipos quienes entre empujones, golpes e insultos dejaron trunco el final de un partido, sin hacer caso por lo que luchan sus dirigentes de tener Instituciones para hacer amigos, que en la cancha sean rivales, nunca enemigos, que los partidos se ganan o se pierden, pero finalizado el mismo debe quedar el sentimiento de haber dejado todo lo posible dentro del campo de juego y haber encontrado amigos una vez finalizado el partido.

No es exclusividad de estas Instituciones, donde nos consta que existen dirigentes que luchan por sus clubes,  pero con una visión de ofrecerse a la comunidad como un lugar ameno,  muy alejado de la violencia, que algunos obnubilados por el momento o por dejarse llevar por sus nervios, opacan todo ese esfuerzo realizado, no importa el nombre de los clubes ni los protagonistas del escándalo simplemente sirva como reflexión para que nunca más suceda algo parecido.