Crespo: Funcionario y hermano del intendente amenazó a un joven discapacitado

El expolicía Sergio Schneider, a cargo de la Seguridad municipal de Crespo y hermano del intendente de Cambiemos, Darío Schneider, insultó, amenazó con “detener” y le prohibió el ingreso a la terminal de ómnibus a un joven discapacitado que trabaja en el lugar. Es el comisario que estuvo involucrado -aunque no fue imputado- en la desaparición de Elías Gorosito en 2002.

Sergio Schneider, funcionario acusado (izq) – Darío Schneider, intendente Crespo (der).

El director de Prevención y Seguridad Urbana del municipio de Crespo, Sergio Schneider, insultó, maltrató y amenazó en dos oportunidades (“si quiero te detengo”) a un joven discapacitado que desde hace más de dos años trabaja como maletero en la terminal de ómnibus de la pequeña ciudad, de donde el funcionario, luego de agredirlo, lo echó y le “prohibió la entrada”. Familiares denunciaron a Noticiauno el temor por la seguridad del joven, ya que -entre otras cosas- Schneider era el Comisario a cargo de la Comisaría Quinta de Paraná cuando desapareció Elías Gorosito luego de ser detenido por un móvil de esa dependencia, hace ya 16 años, fecha desde la cual no apareció nunca más.

“Pepe” (el joven amenazado) por el funcionario Sergio Schneider (derecha)

Los hechos son graves porque quien abusó de su autoridad e intimidó a un joven -que por su discapacidad no puede defenderse- es el funcionario a cargo de la Guardia Urbana, una especie de policía municipal.

Pero revisten mayor gravedad porque Sergio Schneider es hermano del intendente de Crespo, Darío Schneider, quien, pese a estar en conocimiento de lo sucedido, no tomó aún ninguna medida al respecto.

Las amenazas causaron alarma en la familia del joven (conocido como “Pepe” en la ciudad) porque provienen -además- de quien fue Comisario –ahora retirado- y estuvo involucrado en la detención ilegal y posterior desaparición del joven paranaense Elías Gorosito, secuestrado por un móvil de la Comisaría Quinta de Paraná en el año 2002, cuando Sergio Schneider era jefe de esa dependencia y estuvo el día de la desaparición aunque, llamativamente, no fue imputado en la causa.

Dicho de otro modo: quien amenazó dos veces al joven discapacitado de Crespo con “meterte preso porque yo tengo autoridad para meterte preso”, es quien estuvo involucrado -como Comisario General y jefe de una comisaría- en la detención ilegal y posterior desaparición de un joven en plena democracia.

Según confiaron vecinos de la ciudad que pidieron reserva de su identidad a Noticiauno, Schneider “porta armas y tiene antecedentes similares de violencia, y graves problemas por ser alcohólico y desempeñar su función en estado de ebriedad”.

Esto lo sabe el intendente Darío Schneider (Cambiemos), sin embargo no hace nada al respecto, a raíz de lo cual los vecinos afirman que Sergio Schneider tiene “impunidad porque goza de la protección política de su hermano”.

Cabe resaltar que al momento de presentar la Guardia Urbana de Crespo, que está a su cargo, Sergio Schneider afirmó que los policías que integrarían la misma “tienen facultad de detener como cualquier ciudadano tiene el derecho de detener a alguien; el tema es animarse”, dijo.

Los hechos

“El 10 de mayo, cuando Pepe (el apodo del joven Daniel Schamne) se encontraba trabajando en la terminal, intentó separar a unos perros callejeros que viven allí porque se estaban peleando”.

“Se acercó Sergio Schneider (que siempre está en la terminal porque la dirección a su cargo se encuentra en un local contiguo), le gritó y lo insultó delante de la gente que estaba en la terminal y de los pasajeros que descendían de los micros, a los que Pepe les lleva las maletas a cambio de unos pesos”.

Luego de proferirle varios insultos a los gritos, el funcionario amenazó al joven: “No te quiero ver más acá porque te hago meter preso, yo puedo hacerte meter preso porque tengo la autoridad”, le dijo, quien formó parte de la siniestra maniobra investigada en el Caso Gorosito.

Después de ese episodio que conmocionó al joven, Pepe “estuvo dos días sin ir a la terminal a trabajar por miedo. Volvió el sábado, y el domingo” pero acompañado de sus padres.

“Cuando lo llevaron sus padres, Schneider no estaba en el lugar, entonces lo dejaron en la terminal. Pero el domingo a la noche Schneider apareció y nuevamente intimidó e insultó al joven delante de los pasajeros que descendían de los micros y lo echó de la terminal, nuevamente bajo amenazas”.

También insultó a su madre a quien trató de “putanera”. La mujer tampoco pudo defenderse del funcionario municipal por su estado de salud (padece hipertensión severa).

Todos los hechos relatados por la madre del joven, Nilda Weber, deberían estar registrados en las cámaras de seguridad instaladas en la terminal y, que, vale destacar, son “controladas” por la Seguridad municipal a cargo de Schneider.

Pepe es un joven de 25 años que padece Síndrome de Williams. Según especialistas consultados por Noticiauno, el síndrome de Williams o síndrome de Williams–Beuren “es una enfermedad rara de origen genético que se caracteriza por alteraciones en el desarrollo neurológico”.

Es una patología “cuya principal característica es la excesiva sociabilidad y la sensibilidad hacia los sentimientos de otras personas”.

Eso explica el afecto que siente el pueblo por Pepe, plasmado en los comentarios de repudio por el accionar del funcionario municipal.

Explica además las graves consecuencias de la conducta del jefe de la Seguridad Urbana de Crespo dado que, según los profesionales consultados, quienes padecen ese síndrome “ven el mundo como un lugar muy amable y no pueden comprender las reacciones violentas de la gente”. Hechos de este tipo “pueden generar en ellos ansiedad, aislamiento social y soledad”, todo lo cual agrava la difícil situación del joven y su familia.

El temor de la familia de Pepe

Las agresiones sufridas por su hijo, los peligrosos antecedentes del funcionario y la protección política que evidentemente tiene del intendente de Crespo -su hermano-, preocupan a la madre de la víctima, Nilda Weber, que tiene mucho temor por la seguridad de Pepe.

Es que por la enfermedad que padece, “Pepe se muere si recibe algún golpe, aunque sea leve, en su cabeza”, relató Nilda a Noticiauno.

La gravedad de lo ocurrido, el carácter de funcionario público, hermano de la máxima autoridad municipal y la condición de expolicía involucrado en un gravísimo hecho, que ostenta Sergio Schneider, además de las condiciones especiales de la víctima, debieran llamar la atención urgente de las autoridades municipales, de los organismos provinciales competentes, y de la propia Justicia.

“No es solo Pepe, ya se viene mandando muchas faltas Schneider y el intendente no hace nada”, reza uno de los cientos de comentarios de repudio al accionar del cuestionado excomisario y hermano del intendente de Crespo, Darío Schneider.

Fuente: Noticiauno