Reunión con Barrionuevo: Triaca intenta sumar a la CGT al “gran acuerdo nacional”

Luego de los cruces que mantuvieron Luis Barrionuevo y el ministro de Trabajo Jorge Triaca se reunieron en el sindicato de Gastronómicos, en el cual el funcionario de Mauricio Macri fue a tratar de recomponer lazos con la intención de frenar el paro, bajar el tono al acto de Hugo Moyano, y sumar a la CGT al “gran acuerdo nacional”. Una tarea nada sencilla frente al proyecto de reforma laboral enviado al Congreso, las posibles exigencias del FMI y una inflación que vuelve a dispararse luego de que muchos gremios aceptaran el tope oficial del 15%.

“Los condicionamientos de Barrionuevo no nos impactan en lo más mínimo”, había dicho en enero el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, luego de que el gastronómico advirtiera que exmandatarios que “atacaron” a los sindicatos “no terminaron su mandato”.

Lejos quedó aquel cruce, pasaron escándalos, crisis y ahora el ministro se reunió con “Luisito” para pedirle su apoyo para el acuerdo con el FMI, otro tema, sin dudas.

Según publicó hace instantes el sitio ‘La Política Online’, el funcionario de Mauricio Macri quiere frenar un paro y bajarle el tono al acto de Hugo Moyano, para lo que busca sumar a la CGT al “gran acuerdo nacional”.

Barrionuevo jugó de local en el encuentro que se realizó en el sindicato de Gastronómicos, adonde el ministro fue a tratar de recomponer un lazo que comenzó muy aceitado con la llegada de Macri al Gobierno y se fue deteriorando.

Según el sitio mencionado, “en la reunión el ministro trató de garantizar un escenario tranquilo en medio de la negociación con el FMI y ante la amenaza de una escalada sindical contra el acuerdo. Pero también habría tratado de buscar una línea de acercamiento con Hugo Moyano”.

La reunión muestra que el Gobierno necesita un acercamiento con Barrionuevo y Moyano. “La amenaza más concreta es el acto contra el acuerdo con el FMI y los tarifazos que preparan Pablo Moyano y los gremios aliados para el próximo 25 de mayo y que podría ser el preludio de un paro nacional. A esa convocatoria prevén sumar a distintos sectores de la oposición y no descartan sumar a las otras vertientes de la CGT, el barrionuevismo y “Los Gordos””, publica esta mañana.

Lo cierto es qu e el proyecto de reforma laboral enviado al Senado por el oficialismo, las posibles exigencias del FMI en materia laboral y la disparada inflacionaria (luego de que la mayoría de los gremios aceptó el tope del 15%), no ayudan a las intenciones de Triaca.

Pero el acercamiento a Barrionuevo es también una forma de acercarse a Moyano padre, que siempre juega a mantener una posición más cauta que su hijo Pablo. En tanto, el gastronómico y el jefe de los camioneros también se mueven juntos en función de sus necesidades, más allá de algún cortocircuito público.

El dato importante es que necesitan acordar con Moyano y Barrionuevo para mantener la calma sindical. La idea del Gobierno sería incluir entonces a la CGT en el “gran acuerdo nacional” convocado por Macri y Marcos Peña, forzados por la necesidad de un ajuste mayor.