Una misión espacial china intentará cultivar papas y flores en la Luna

El lanzamiento de la misión Chang E 4, un hecho sin precedentes, está previsto para finales de este año. Es parte de los experimentos para futuras colonias espaciales.

La misión china Chang E 4, cuyo lanzamiento está previsto para finales de este año, intentará cultivar plantas en la Luna, entre ellas papas y flores, como parte de los experimentos para futuras colonias espaciales, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

La nave, que “en un hecho sin precedentes” intentará hacer un descenso suave sobre la cara oculta de la Luna, llevará una lata con semillas de papa y arabidopsis, una pequeña planta con flores de la familia de la col y la mostaza, y también, probablemente, algunos huevos de gusano de la seda para realizar el primer experimento biológico en la Luna.

El recipiente, de forma cilíndrica y fabricado a base de una aleación especial de aluminio, tiene una altura de 18 centímetros y un peso de tres kilos, y en su interior irán, además, agua, una solución de nutrientes, aire y equipamientos como una pequeña cámara y sistemas de transmisión de datos.

Los investigadores del experimento “minibiósfera lunar” esperan que las semillas crezcan y lleguen a florecer en la Luna, en un proceso que será grabado por la cámara y transmitido a la Tierra.

Si bien ya se han cultivado plantas en el espacio (en la Estación Espacial Internacional y en el laboratorio espacial chino Tiangong-2, donde los astronautas hicieron crecer arroz y arabidopsis), esos experimentos se llevaron a cabo en una órbita terrestre baja, a una altitud de 400 kilómetros.

En cambio, el ambiente sobre la Luna, que está a una distancia de 380.000 kilómetros de la Tierra, es más complicado, entre otras cosas porque al carecer de atmósfera la temperatura varía entre menos de 100 grados bajo cero y más de 100 sobre cero.

“Tenemos que mantener la temperatura en la ‘minibiósfera’ dentro de un rango de 1 a 30 grados, y controlar de manera apropiada la humedad y la nutrición. Usaremos un tubo para dirigir la luz natural sobre la superficie de la Luna hacia la lata, con el fin de hacer que las plantas crezcan”, explicó Xie Gengxin, diseñador jefe del experimento.

“Queremos estudiar la respiración de las semillas y la fotosíntesis en la Luna”, agregó Liu Hanlong, director de la misión.

El programa Chang E (bautizado así en honor a una diosa que según las leyendas chinas vive en la Luna) comenzó con el lanzamiento de una primera sonda orbital en 2007, y desde entonces se han llevado al satélite terrestre cuatro aparatos.

El objetivo final del programa es una misión tripulada a la Luna a largo plazo, aunque la fecha para ello no ha sido fijada y algunos expertos la sitúan en torno al año 2036.

Fuente: Agencias Télam y EFE